Sígueme

Twitter Facebook Pinterest Youtube G+ Tumblr LinkedIn Amazon Goodreads Lektu Podcast Contacto rss

martes, 26 de febrero de 2013

Pobre imperativo T___T

Yyyyyyy andaba yo pensando que hacía ya mucho rato que no me lanzaba a escribir un post que pudiera granjearme, una vez más, las iras, odios y berrinches varios de un sector del respetable al que no le agrada en demasía que le digan que tiene que hacer las cosas bien. Qué queréis que os diga, me va la marcha xD y soy, como todos sabéis, una especie de talibana lingüística incapaz de quedarse calladita (con lo mona que estoy yo calladita, hay que ver) cuando ve alguna aberración en el uso del repreciosísimo idioma que tenemos.

Dicho lo cual, hoy la cosa va a ser breve porque tampoco hay tanto que decir. Últimamente he visto en sitios de lo más diverso (redes sociales, foros, conversaciones en el transporte público, conversaciones telefónicas, conversaciones a la hora del desayuno, la cola de la panadería…) un fallaco gordote en el uso del idioma que, aunque no es nuevo (no es un vicio actual, todos lo hemos visto en innumerables ocasiones), sí es cierto que me da la sensación de que ha proliferado. Y cómo no, si todos los vicios se extienden mucho mejor desde que Internet entró en nuestras vidas xD ¿Que por qué pienso que ahora se da más? Pues porque ahora he ‘cazado’ a nada menos que cinco personas de mi entorno más cercano, CINCO, que siempre han usado el idioma con una corrección impecable y que de un tiempo a esta parte han adoptado ese vicio y ni siquiera se han dado cuenta de que ahora están usándolo mal. Si lo veo en ocho mensajes en Facebook no me preocupo; si lo veo en varias conversaciones entre gente que siempre ha sabido usar el idioma, entonces sí.

Me estoy refiriendo al uso del infinitivo en lugar del imperativo. ¿Que eso qué es? Bueno, muy facilito: es cuando alguien dice, por ejemplo, «Iros a la mierda». O «Darme vuestra opinión sobre tal tema». O «Venir todos a mi cumpleaños, que os invito a mil cubatas y medio».

Arrrghhh ick ick ick ick.

¿Que no veis qué es lo que está mal? Hombreeeeeee… Vale, vamos a tomar como plausible la hipótesis de que se nos ha olvidado a todos cómo se conjugan los verbos, ¿ok? Total, lo estudiamos allá por el segundo ciclo de la EGB (sí, ése que iba de 3º a 5º), y ni siquiera tengo claro que los que estudian Primaria ahora lo tengan incluido en el plan de estudios, aunque confío en que sí. Una cosa que uno se aprende para pasar el mal trago de que el profe le saque a la pizarra y punto, ¿verdad? Bueno, pues no ÒÓ que si nos lo enseñan es por algo, y con la que está cayendo está la cosa como para decir que la educación básica en realidad no sirve más que para tener a los críos entretenidos en horario laboral.

Si aceptamos que no nos acordamos de la conjugación de los verbos, entonces igual ya va siendo hora de repasarla, que no está hecha para dar por culo a los pobres alumnos de educación obligatoria sino para que aprendamos a hablar bien, cojona. No, no voy a poner las tablitas esas tan monas: si tenéis curiosidad, en el diccionario de la RAE, cuando buscáis un verbo, hay al lado un botoncito azul que pone “conjugar” y que, si le dais, ¡PLUF!, sale la tabla por arte de magia cibernética. No, ya dije que lo de hoy era sencillito porque sólo quiero reivindicar UN tiempo verbal en concreto: el imperativo.

Sí, mi pobre y depauperado imperativo. Ése es el tiempo que se tiene que usar en esas frasecitas que he puesto arriba, que no, no están bien, porque lo que usan es el infinitivo. Y no, el infinitivo no es igual que el imperativo, porque no sirven para lo mismo ni significan lo mismo ni son lo mismo. Para entendernos, el infinitivo es algo así como “el nombre” del verbo (hola, soy Cantar =D encantado), y el imperativo es lo que sirve para mandar (Canta o te mato ÒÓ). El imperativo es la orden, el deseo o el ruego: canta. Cantad, cantad, malditos.

Fácil, ¿no? Tú les estás ordenando que se vayan a tomar por saco, así que no les dices «Iros a tomar por saco» (infinitivo: ir) sino «Idos a tomar por saco» (imperativo: id). ¿Que suena raro? Eso es porque ya casi nadie lo usa como corresponde, pobrecito mío T__T «Dadme vuestra opinión, mamones sin alma» (infinitivo: dar. Imperativo: dad). «¡Venid a mi cumpleaños, josdetal, que yo sola me deprimo!» (infinitivo: venir. Imperativo: venid). Que a mí eso de "Iros" me suena al primer paso para acabar diciendo algo como esto:



Vale, La Faraona era La Faraona, pero por muy artista que fuese no era precisamente candidata a ocupar un sillón adornado con una letra :P Hablando de lo cual... ¿Qué es lo que dice nuestra amada y nunca bien ponderada RAE al respecto? Pues todo esto, fijaos bien (fijaos, he dicho «fijaos», ¿os habéis dado cuenta? Nada de «fijaros» ni muchísimo menos «fijarse», hombreporlosdioses):


Cuando se da una orden a una segunda persona (del singular o del plural), deben usarse las formas propias del imperativo, si la oración es afirmativa, o las formas correspondientes del subjuntivo, si la oración es negativa, va introducida por la conjunción que o se dirige a un interlocutor al que se trata de usted.

SINGULAR
Tómate toda la sopa y deja de protestar.
No te enfades y ponnos otro café.
Que te calles.
Hágame caso.

PLURAL
¡Venid aquí ahora mismo, granujas!
Poneos el pijama y dormíos cuanto antes.
No lleguéis tarde.
Que os estéis quietos.
Cierren la puerta y siéntense, por favor.

No se considera correcto, en el habla esmerada, el uso del infinitivo en lugar del imperativo para dirigir una orden a una segunda persona del plural, como se hace a menudo en el habla coloquial: ¡Venir aquí ahora mismo, granujas! Poneros el pijama y dormiros cuanto antes.

Solo es válido el empleo del infinitivo con valor de imperativo dirigido a una segunda persona del singular o del plural cuando aparece precedido de la preposición a, uso propio de la lengua oral coloquial: ¡Tú, a callar!; Niños, a dormir.

No debe confundirse el empleo desaconsejable del infinitivo en lugar del imperativo de segunda persona del plural con la aparición del infinitivo con valor exhortativo en indicaciones, advertencias, recomendaciones o avisos dirigidos a un interlocutor colectivo e indeterminado, habituales en las instrucciones de uso de los aparatos, las etiquetas de los productos o los carteles que dan indicaciones, hacen recomendaciones de tipo cívico o prohíben determinadas acciones en lugares públicos: Consumir a temperatura ambiente; Depositar la basura en las papeleras; No fumar; Lavar a mano. Se trata, en estos casos, de estructuras impersonales en las que no se da una orden directa, sino que se pone de manifiesto una recomendación, una obligación o una prohibición de carácter general, en las que hay que sobrentender fórmulas del tipo Se debe consumir... / Es preciso consumirlo... / Hay que consumirlo... / Se recomienda consumirlo...; Debe depositarse la basura en las papeleras / Hay que depositar la basura a las papeleras; No se puede fumar / No se permite fumar; Debe lavarse a mano / Se recomienda lavarlo a mano.



¿Qué demoños quiere decir todo esto? Pues básicamente que, aunque sea más cómodo (por aquello de que a la lengua, como órgano, le resulta más fácil, nosémuybienporqué, usar la erre en ese sitio que usar la de) utilizar el infinitivo, NO ESTÁ BIEN. Que para eso hay un tiempo verbal específicamente creado para dar órdenes, cojona: ¡usadlo! (no «usarlo», no no no, ¡USADLO! me iréis a decir que no queda mucho más acongojante). Pobre imperativo, con lo majo que es él, no nos dará pena maltratarlo de semejante manera.

12 comentarios:

  1. Pero probablemente se acará diciendo, porque una de las primeras reglas para la evolución de las lenguas es la economía. Termina triunfando lo que es más fácil de decir si nos permite seguir entendiéndonos. Y ya la Academia habla de no permitir su uso en el habla esmerada, como ocurre a menudo en la lengua coloquial.Al fin y al cabo, el español solo es latín corrompido, como decían en el renacimiento.¡PURISTA!

    ResponderEliminar
  2. Consciente de la extensión del problema, yo lo combato a veces entre mis amigos exagerando el error (en la forma y en la entonación):
    "¡Moveise, coñño!"; "¡Andai p'alante ya, que no llegamos!". La idea es que les rechine tanto que tengan que pensar por su cuenta cómo se dice correctamente. ¿Didáctico? Poco. ¿Chulesco? Bastante. Pero yo me rio, y de eso se trata.

    ResponderEliminar
  3. Estoy llorando de la emoción. No todos los días se conoce a una "compañera talibana". Te quiero, te amo, te llevo en mis pensamientos.

    Me voy a dar una vuelta por el blog en cuanto tenga un ratito. Como no sé si ya habrás tratado estos temas, te los propongo: deber y deber de; "encima mío" y encima de mí.

    ¿Te he dicho ya que te adoro? Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja xD xD xD ¡Bieeeen, ya no estoy sola! ¡Upi upi upi! =D =D

    ResponderEliminar
  5. Lo que más odio de internet es que me hace dudar de mi misma. Me explico: yo nunca he tenido que "pensar" al escribir en castellano, la buena ortografía me salía sola. Hay gente que tiene facilidad para cantar o dar volteretas, yo la tenía para escribir correctamente. Y digo "la tenía" porque desde que navego por internet, de tanto ver "haber si nos vemos", "iros de aquí" y demás barbaridades, ahora más de una vez tengo que pararme a pensar si lo que voy a escribir lleva o no lleva uve o hache. Y me cabreo muchísimo.

    Y lo peor es que parece que la gente que maltrata nuestro pobre idioma está orgullosa de ello, y si te atreves a decirles: "oye, que "haber si nos vemos" está mal dicho", te contestan como el anónimo número uno (aunque con modales bastante peores).

    Por cierto, utilizad bien las calificaciones: querer leer una ortografía correcta no es ser un talibán ortográfico. El talibán ortográfico es el que te dice: "No tienes razón en nada de lo que has escrito porque "haber" se escribe con hache y tú lo has escrito sin", no el que se limita a decirte que has cometido una falta.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, yo me califico de "talibana ortográfica" porque soy un pelín intransigente y no paso ni una :P Tengo que hacer verdaderos esfuerzos para no pasarme el día condenando horrores... He aprendido a sufrir en silencio porque sé que a mucha gente le jode que le señalen los errores, pero el caso es que lo hago. Sufro. Mucho. Snifs T____T

    ResponderEliminar
  7. Hola, buenas tardes, ¿cómo se presenta la semana? Espero que genial al igual que tu genial blog, por cierto, feliz año nuevo (con un poco de retraso jajaja).
    Tienes una página muy especial e interesante, te felicito por tu gran entrega. Me ha encantado; buen diseño, lenguaje legible, bien organizado y ameno. ¡En fin, qué más puedo decirte! Espero que sigas creciendo y que nunca abandones este espacio tan personal, recuerda que un blog es como un hijo recién nacido, crece y evoluciona con el paso del tiempo hasta convertirse en una persona de éxito y respetable, pero para ello hay que saber cuidarlo todos los días.
    Te sigo, así que seguiré visitándote siempre que tenga un tiempo libre para ver las restantes entradas y las nuevas que subas. Te deseo mucha suerte y espero que pronto subas un nuevo post para disfrutar de él.

    Si me lo permites, ahora me gustaría invitarte a mis dos blogs:
    a) !DIARIO DE UNA CHICA POSITIVA!: página de literatura personal desde un punto de vista optimista y siempre guardando alguna moraleja en mis relatos:
    http://insolitadimension.blogspot.com.es/
    b) TOMB RAIDER MANÍA: espacio dedicado a la franquicia de Lara Croft, todas las noticias actualizadas, las últimas horas:
    http://tombraidermania.blogspot.com.es/

    Un gran abrazo desde Málaga y gracias por compartir un trocito de ti.

    ResponderEliminar
  8. Virginia, cuando publicaste "La elegida de la Muerte" con Ediciones B, ¿lo hiciste siguiendo sus propios cauces editoriales o tuviste que saltártelos para que le dieran una oportunidad a tu manuscrito?

    ResponderEliminar
  9. Les envié el manuscrito en formato electrónico siguiendo el formulario que había en su página web... creo que el cauce que exigen sigue siendo el mismo. ¿Por...?

    ResponderEliminar
  10. Curiosidad e interés. He acabado el repaso de mi primera novela y voy a enviar el manuscrito a editoriales en breve. Quería saber si a lo que se les envía le dan alguna oportunidad. Tu respuesta me da más confianza y me alegro de que te funcionara :)

    ResponderEliminar
  11. Pues muchísima suerte y ojalá te den la oportunidad =D =D =D =D ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  12. Hola

    Genial la entrada. Pero un día vendrá la RAE y dirá que es tan lícito escribir: "Venid a mi casa, panda de gorrones" como "Benir ha mi casa, panda de jorronez" :(

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar