Sígueme

Tw Fak Pint Yobe G+ Tumblr LinIn Amazon Goodreads Lektu Podcast Contacto rss

martes, 24 de enero de 2012

Video killed the radio star all over again

El reprecioso título de la entrada viene propiciado por una cuestión que lleva debatiéndose varios cientos de eones y que creo que nunca va a dejar de debatirse por muchas cifras que salgan. ¿Recordáis aquello que se decía allá por hace varias décadas (si sois muy jóvenes igual habéis oído hablar de ello en conversaciones de segunda mano), eso de que la tele iba a acabar con la radio? Preguntadles (preguntadnos) a todos los profesionales de la radio si tan pesimista y agorero augurio se ha hecho realidad. Preguntaos a vosotros mismos si habéis abandonado la radio por la tele, por el vídeo, por el ordenador. Más bien me parece que hemos abandonado la tele por Internet, y que la radio, ahora, se escucha a través del PC; pero la radio es una superviviente, y como tal ha sobrevivido a la televisión comercial, a la tele en color, al Vídeo 2000, al Beta, al VHS, al DVD, y seguirá sobreviviendo como una campeona.

Bueno, pues con los libros pasa lo mismo. ¿Cuántas veces no habremos oído eso de que la gente ya no lee (o cada vez lee menos) por culpa de la tele, del vídeo, de Internet? No sé vosotros, pero yo lo he debido escuchar lo menos mil quiñones de veces en diferentes formatos. Ya no se lee, la tele es más fácil y el libro está condenado a desaparecer (inserte aquí profecía catastrofista relacionada con nueva tecnología de su elección). La gente es inculta/iletrada/maligna/perversa, es mucho más fácil que te lo den hecho y no tener que esforzarte para que te cuenten una historia, uy, con lo malo que es eso de leer para los ojos/la espalda/los riñones/la celulitis. Quita, quita, yo no leo y encima me siento orgulloso/a de ello. El mundo se acaba, esto es el Apocalipsis, y otros grandes éxitos (aquí ceporrín de ojos en blanco). Yo hoy quería hacer el pronóstico contrario: ¿y si no fuera así? ¿Y si la televisión, y el vídeo, y el cine, no fueran enemigos de la literatura escrita sino (oh, milagro) TODO LO CONTRARIO?

Pero vamos a ver, almacántaro (me diréis): ¿no te ha quedado claro a estas alturas que la juventud (aquí un ceporrín de viejuno con bastón y mano alzada en gesto admonitorio) no lee una mierda y prefiere sentarse delante de la tele y/o el ordenador antes que pillar una cosa con tantas letras? ¡Pero si no saben ni escribir sin faltas de horrografía, o incluso con faltas y con todas las letras —aunque alguna esté equivocada, sobre o falte—, qué van a leer esos! ¡Demasiado esfuerzo intelectual, demasiada poca inmediatez en la satisfacción de sus deseos, bla bla bla! ¡Con lo fácil que es descargarse un juego de megaup... (oh, wait)... qué van a leer ni leer, ¿no ves que esta juventud está perdida bla bla bla? ¿Aún tienes fe en el futuro de la Humanidad…?

Bueno, pues sí. Naïve que es una. Para empezar, porque (independientemente de la calidad de los libros en cuestión) los niños/jóvenes/adolescentes SÍ leen, aunque sólo sea una reacción química ante su primer enamoramiento literario, que les compele a leer más y más y más acerca del personaje/la historia de sus desvelos. Y no sólo tengo fe, sino que además estoy convencidísima de que tele/cine/ordenador y libros pueden (y son, más veces de las que pensamos), aliados. ¿O no habéis visto la de películas y series que se nutren de los libros y que llevan al cine o sientan ante la pantalla a los amantes de la literatura? Y, en plan vicevérsico, ¿no habéis visto la de gente que empieza a leer porque ha visto una peli/serie basada en un libro?

¿Que no? Por poner sólo un ejemplo, echadle un ojo a esta noticia (con cuidado, que el último párrafo del texto contiene un pequeño spoiler del capítulo 2x03 de ya-sabéis-qué-serie): http://www.radiotimes.com/news/2012-01-17/benedict-cumberbatch's-sherlock-boosts-conan-doyle-book-sales

Para aquellos que no entiendan ni papa del idioma pagano, aquí va una traducción aproximada, a la que le he extraído convenientemente el spoiler (los que sí hayáis entendido la noticia podéis saltar directamente al párrafo siguiente :P: «Las ventas de las historias originales de Sherlock Holmes de Sir Arthur Conan Doyle disfrutan de un resurgimiento gracias a la popularidad del programa de BBC1 “Sherlock”. La primera temporada de la adaptación a la época actual realizada por Mark Gatiss y Steven Moffat, protagonizada por Benedict Cumberbatch en el papel del gran detective, se emitió en 2010. Ese año, las ventas de los libros de Sherlock Holmes se incrementaron en un 53% —de alrededor de 57.000 ejemplares a 88.000— respecto a 2009. El año 2011 ha visto un incremento aún mayor cuando los fans decidieron adelantarse a la segunda temporada, que concluyó la pasada noche. La taquillera película “Sherlock Holmes” protagonizada por Robert Downey Jr también puede haber contribuido a aumentar el interés por los libros —las películas fueron estrenadas en diciembre de 2009 y de 2011—, pero las estadísticas apoyan la idea de que es la serie de televisión la máxima responsable. Las ventas semanales de los libros de Sherlock Holmes experimentaron “un salto considerable” cuando comenzó la serie, de acuerdo con David Walter de Neilsen BookScan, que facilitó los datos. Fueron más del doble en la semana de emisión del primer episodio —de 1.562 ejemplares en el anterior período de siete días pasaron a 3.758—, manteniendo ese nivel durante la emisión de las tres partes y volviendo a la normalidad alrededor de un mes después del final de la temporada. Pese a que el incremento annual de las ventas navideñas hace más difícil una comparación semana a semana para la segunda temporada de “Sherlock”, que se emitió en enero, parece haber tenido un impacto similar. “Si comparamos las ventas de la primera semana de 2012 con las de una semana normal de 2011 (con ventas por debajo de los 2.000 ejemplares/semana) las ventas son cerca del doble”, explica Walter. “Las ventas de libros habitualmente son bajas después de Navidad, de modo que esto indica que las ventas son buenas”. Los datos empleados incluyen todos los libros de Conan Doyle vendidos durante los períodos citados, pero Walter asegura que las ventas de los libros no protagonizados por Sherlock Holmes no tiene un impacto perceptible en los datos».

Vale, pues esto es un “como muestra, un botón”. Ni es el primero, ni será el último, ni es el único. ¿No se incrementaron de forma exponencial las ventas de la saga de Canción de Hielo y Fuego después de la emisión de la serie de HBO la pasada primavera? ¿No se han alimentado el uno al otro, el formato literario al formato audiovisual y viceversa, en casos tan salvajes como Harry Potter, Crepúsculo, El código DaVinci, Millenium…? Hay mucha gente que lee y va al cine o a la tele a ver las adaptaciones de sus libros favoritos; sin embargo, y por aquello de ser justos, también tenemos que reconocer que la tele, y el cine, hacen que mucha gente enamorada de una peli o una serie decida echar mano a los libros para saber más acerca de sus personajes adorados/aborrecidos, para alimentar su adoración o ayudarse a pasar el ‘mono’, o simplemente por la curiosidad de ver cómo es el original y cómo lo han adaptado. ¿O acaso no os ha ocurrido a vosotros nunca, que habéis visto un lo-que-sea en la tele y de repente os han entrado ganas de leer el libro, incluso cuando ya lo habíais leído...?

Evidentemente, las productoras/editoriales se aprovechan de este efecto de retroalimentación. Los guiones nacen de libros de éxito, los libros se reeditan con las portadas de las películas o series, todo con tal de incrementar las ventas. Pero lo que importa, lo que de verdad importa, es que se lee. Y si la gente se engancha a la lectura gracias a la tele o al cine… pues bienvenido sea. Y si para ello hay que pasar por las ediciones de libros clásicos con portadas televisivas... pues bueno, al final lo que importa es lo de dentro.

O sea que, en definitiva, creo sinceramente que formato audiovisual y literatura no deberían ser considerados enemigos sino aliados. Digo yo.

10 comentarios:

  1. Como muchas otras veces, mas razón que un santo :)

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo :)

    Yo tampoco veo como algo negativo para ninguno de los medios, aunque reconozco que a veces la escasez de ideas de los guionistas Hollywoodienses termina por agotarme, a veces les sale bien pero otras...

    Y en cuanto a la radio pues no creo que sea algo que se haga en España en la actualidad pero en la BBC es habitual que actores reconocidos (y no tanto) presten sus voces para dramatizar clásicos y también hacer soaps. Todo un hallazgo :3

    ResponderEliminar
  3. Pues yo digo que no.
    Aunque es sólo para llevarte la contraria, y ver como te crecen las uñas -palo Lobezno-, buscando inquisitivamente mi cuello... XD.

    ResponderEliminar
  4. Antaño sí se hacía, Elewen... ahora se ha abandonado un poco la práctica (aunque de vez en cuando se hace algún especial de teatro radiofónico), pero dentro de la radio hay gente que sigue insistiendo en que se vuelva a ello de forma más permanente. Y hay voces muy buenas en España, de modo que se podría hacer a la perfección. Y gustaría, estoy segura de que sí.

    Hell, mis uñas de Dama Mortal buscan tu yugular... lo sepas :P

    ResponderEliminar
  5. Pues sí. Algo parecido sucedió hace unos años con las Crónicas de Narnia y con La Brújula Dorada: libros infantiles/juveniles dejados un poco en el olvido que volvieron a editarse y/o a venderse bien en las librerías.

    Dicen que muchos autores ya no solo sueñan con premios literarios, sino con un Oscar. Por algo es.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo no estoy del todo de acuerdo. :P
    A las imágenes me voy, y digo que si sacamos ESDLA, Sherlock y Canción, nos damos cuenta de que la lectura de las obras restantes nos lleva directos a un futuro apocalíptico plagado de sufrimiento intelectual... Je,je,je ^^

    ResponderEliminar
  7. Bueno, Harry Potter y Crepúsculo estaban escritos para adolescentes. En una evolución lógica, los que se han enganchao a la lectura con ellos pasarán a leer cosas más adultas. Y si se siguen leyendo cosas juveniles, pues sea, mientras se siga leyendo. Al fin y al cabo, cada uno puede leer lo que le venga en gana =) =) =)

    Y conste que a mí Harry Potter me gusta :P

    ResponderEliminar
  8. Eso es cierto, pero es que mi primer libro (aparte de los de Wally, claro) fue ESDLA con doce años... La etapa juvenil se me pasó, creo.

    A mí no, lo que no quita que lo bonito está en que a cada uno nos gusten cosas diferentes (que tienes razón, vaya).

    Al final sólo era por llevarte un poco la contraria... ^^

    ResponderEliminar
  9. xD xD qué sería de nosotros si no discutiésemos de vez en cuando :P

    Yo leí ESDLA con nueve años. Sin embargo, leí Harry Potter con 25. Mi síndrome obsesivo-compulsivo es capaz de soportar mis fanatismos extremos por Canción y por Sherlock al mismo tiempo, sin que por ello se resientan ni el anillo único que llevo colgado al cuello ni la varita mágica que un amigote me regaló hace años :P. Y tengo 34... Así que supongo que, en realidad, lo de la calificación por edades es orientativo jajajajajaja!

    ResponderEliminar