Sígueme

Tw Fak Pint Yobe G+ Tumblr LinIn Amazon Goodreads Lektu Podcast Contacto rss

sábado, 14 de enero de 2012

Erotismo, sexismo, machismo y otros –ismos varios y variados

(Pre-aviso: esta entrada contiene spoilers del capítulo 2x01 de "Sherlock". Advertidos quedáis :P).

Hace ya algunos mesecillos hice una excepción (ya sabéis que no suelo hacer ni reseñas de libros ni reviews de pelis/series, porque considero que mi criterio no es nada para que yo intente imponérselo a nadie o simplemente condicionar el suyo a partir del mío). Allá por el mes de mayo, decía, hice una excepción y me detuve a comentar un capítulo de una serie de televisión, en este caso Game of Thrones, de HBO. Tenía excusa: no lo hice para reseñar/criticar el capítulo ni la serie, sino porque me pareció interesante el debate que surgió a partir de dicho capítulo acerca de la homosexualidad, los arquetipos gays actuales/pasados, las interpretaciones de la obra de George R. R. Martin (el que está detrás de todo eso, pa entendernos) y la ceguera selectiva de determinados lectores/televidentes. Para más detalles, podéis leer la entrada aquí: http://desdelanieve.blogspot.com/2011/05/traicion.html

Bien, pues voy a volver a caer, porque he vuelto a encontrarme con un debate suscitado por una serie de televisión que me parece lo suficientemente interesante como para traerlo a colación. Esta vez la serie es Sherlock, de la BBC, y el capítulo, el primero de la segunda temporada (emitido el primer día del año, pero que aquí en España se estrenó el pasado jueves). Si aún no habéis visto esa serie, aprovecho para llamaros herejes (con cariño y sin acritud) y a ordenaros de forma tajante que os pongáis a ello en este mismo instante. Y, por favor, POR FAVOR, vedla en versión original. No es mi intención echar por tierra los esfuerzos del colectivo de dobladores de España ni hacer campaña anti-ninguna cadena española, pero de verdad, siendo francos, y sin acritud alguna y desde el cariño y blabla el respeto, doblar a ese muchacho llamado Benedict Cumberbatch debería estar tipificado en el código penal como delito con muchos agravantes y penas de indefinidos años de trabajos forzados y una cantidad indecente de euracos de multa. O más.

Vale, a lo que vamos (que si me pongo a hablar de la voz del chaval no sólo no acabo en todo el día sino que puedo morir de deshidratación e insatisfacción sexual). El capítulo que ha suscitado el debate en cuestión se titula Escándalo en Belgravia y está basado en “Escándalo en Bohemia”, de Sir Arthur Conan Doyle. Y a partir de aquí ya vienen los SPOOOOILERS masivos (lo aviso por si alguno no ha visto aún ese capítulo y quiere ir de nuevas).

Para los que hayáis leído la obra de Doyle en cuestión, el capítulo es una adaptación de la misma hasta aproximadamente la mitad del mismo, y después la historia continúa allá donde el caballero victoriano no siguió escribiendo. Siendo una adaptación a la época actual, la Irene Adler amante de la realeza de Bohemia que chantajea al rey con una foto “incómoda” se ha convertido en una dominatrix que posee un móvil cargadito de imágenes explícitas de sí misma con cierta ‘miembra’ de la realeza británica, pero la historia de cómo Sherlock Holmes trata de hacerse con la foto y es vencido por Irene Adler en un certamen de inteligencia (por lo cual el insensible detective acaba obsesionado con ella) se complica bastante cuando, en esta versión, entran en conflicto los servicios secretos británicos y alemanes, un plan del hermanísimo gubernamental de Holmes para derrotar a cierta célula terrorista, los amerricanos y el afamado y nunca bien ponderado Jim Moriarty, némesis por excelencia del héroe y malo malísimo que ha servido de modelo para el 80% de los malos malísimos creados con posterioridad. Por aquello de resumir y no contarlo todo, decir que el concurso de neuronas entre Sherlock e Irene se convierte en un tira y afloja que mezcla el deseo sexual provocado, curiosamente, por los alardes de inteligencia del uno y de la otra, y que al final, cuando se descubre que Irene ha estado jugando con el deseo con el que Sherlock (al que llaman “el virgen” xD) no sabe lidiar para derrotarlo, él le da un giro al invento y utiliza el deseo de Irene para derrotarla. Todo ello en una hora y media cargadita de tensión sexual y un erotismo que se basa sólo en ojos y voces, lo cual no deja de ser curioso en una historia que tiene como protagonista al detective asexuado por antonomasia, pero que también tiene su lógica si nos ceñimos al “canon” de Conan Doyle.

La cuestión es que esa historia ha provocado una reacción visceral en algunos foros de Internet. Y lo más curioso es que no ha sido por el hecho de que la adaptación haya alargado el original (al fin y al cabo, es lo que hace la serie de la BBC, adaptarlo, no calcarlo), sino porque, a juicio de algunos críticos y foreros, los guionistas han convertido a Irene Adler en una simple mujer-florero, objeto sexual y, finalmente, damisela que requiere de la intervención del macho dominante (aka Sherlock) para salvar su vida. Entre algunas de las perlas que he podido leer por ahí se habla de esperpento, ridículo, fantasía de mente enferma obsesionada con la dominación masculina, reducción de la única mujer fuerte del mundo de Holmes a un títere estupidizado, etc.

Yo no estoy de acuerdo. Y soy una mujer, y además soy de las que pelean con uñas y dientes por el igualitarismo (que no feminismo), así que poco se me puede acusar de machista a estas alturas. Evidentemente, cada uno ve lo que quiere ver, y si se quiere ver sexismo se puede ver =), del mismo modo que se puede ver en los anuncios de champú si a uno le da la gana. Sin embargo, yo lo había interpretado de una forma completamente opuesta: Irene Adler puede parecer manejada tanto por Sherlock como por Moriarty en esta versión, y sin embargo ella misma empieza manejando a Moriarty (y logrando que deje a un lado sus planes de matar a Sherlock pese a que lo tenía encañonao, resolviendo ella solita el cliffhanger que dejaron colgado la temporada pasada) y pasa el resto del episodio manejando a Sherlock como le da la gana. Tan superior es en algunos momentos que incluso permite que Sherlock piense que ella quiere usarlo empleando el deseo y consigue usarlo precisamente de esa manera sin que él se pispe de una mierda, sencillamente utilizando su cabecita.

¿Que es un objeto sexual? No, es ella misma la que utiliza la debilidad de Sherlock, ese deseo con el que el muy pavo (a.k.a. inexperto) no sabe lidiar, para manejarlo y llevarlo y traerlo. El hecho de que al final sea Holmes el que venza utilizando contra ella esa misma arma no es más que justicia poética, si tenemos en cuenta que ella le ha vencido antes usando contra él el arma que, teóricamente, hace invencible a Holmes. Ella le vence usando su intelecto, él la vence usando su deseo y sus sentimientos.

Creo que es fácil decir “uy, han cambiado el original, Irene es una trabajadora del sexo y al final gana Sherlock, esta serie es machista”, y dejar a un lado lo que hay detrás: para empezar, en el original Irene Adler TAMBIÉN es una trabajadora del sexo, aunque sea de una forma un poco más sutil (no se anuncia en una web, sino que se dedica a encamarse con gente de alcurnia); para seguir, no han tocado una coma de ese relato (que es uno de los pocos que me he leído xD), lo que han hecho es ampliarlo y darle más connotaciones y más detalles (en definitiva, enriquecerlo, y sé que con esto me voy a ganar un par de collejas xD). En el original, Irene vence a Sherlock usando su intelecto, y por eso él se queda un poco obsesionado con ella; en éste, Irene usa a Sherlock usando su intelecto, él se obsesiona con ella y la desea, y al final él vence a Irene usando sus propias armas (es decir, el deseo). Sí es cierto que el epílogo es un poco “licencia hollywoodiense”, con esa escena final en la que ella depende de él para no acabar decapitada y él la salva cual caballero de brillante armadura, pero también cumple una función: la de quitarle amargura al final y darle un toque optimista e incluso tierno, lo cual calma las ansias románticas del personal y, de paso, ahonda un poquito más en eso que han ido descubriéndonos durante todo el capítulo, y es que Sherlock Holmes, pese a su frialdad, a sus carencias afectivas, a su síndrome de Asperger y a su personalidad aséptica oculta bajo una capa neurótica, es un ser humano.

Es, quizá, una de las cuestiones que hacen de esta serie un “paso más”, que no se queda en la simple resolución de cada uno de los casos que se les ponen por delante a la pareja de detectives sino que ahondan en la personalidad de los protagonistas y, algo que (y ahora es cuando me llevo otra colleja) creo que Conan Doyle no hizo en sus relatos sobre Sherlock Holmes, los hace evolucionar. Tal vez por eso esta serie me gusta tanto, teniendo en cuenta que aborrezco el género policíaco/detectivesco y que el personaje de Sherlock Holmes hace que me salga urticaria (lo sé, lo sé, otra colleja): es un personaje con el que no puedo sentir la más mínima empatía, precisamente porque él es anti-empático. Y sin embargo Doyle insinuó esa grieta (sin profundizar en ella) en sus novelas y relatos, y la BBC lo que hace es ahondar en esa “humanidad” del personaje deshumanizado por excelencia: el frío y sociópata Sherlock Holmes tiene que lidiar primero con el deseo sexual y con el amor, y después (y aka un pequeño SPOILER del 2x02) con el terror, emociones que no está acostumbrado a sentir y que sin embargo lo humanizan y, de alguna manera, logran alzarlo aún más hacia la estratosfera heroica de los héroes más héroes del mundo universo. Porque, como decía Ned Stark en Juego de tronos, «[cuando se tiene miedo] es el único momento en el que se puede ser valiente». FIN DEL SPOILER.

Vaya, que creo que en conjunto la adaptación no tergiversa el original, sino que le da más matices. Y es curioso también, volviendo al capítulo de Escándalo en Belgravia, que ese deseo no parta de una cuestión física ni por parte de él ni por parte de ella, sino que sea una reacción intelectual (cosa bastante curiosa teniendo en cuenta que ella intenta usar su cuerpo para desarmarlo). Lo único que considero que puede incordiar un poco a los “puristas” es que al final venza Sherlock y no Irene: sin embargo, en la primera mitad del capítulo (que es, estrictamente, la adaptación del relato de Doyle), Irene SÍ vence a Holmes. Y durante todo el capítulo le va venciendo día sí y día también. Creo que reducir esa batalla intelectual y sexual que se traen ambos a un "es que ella es un objeto de deseo, una mujer florero y acaba vencida porque no es fuerte como el personaje original" es demasiado simple: al fin y al cabo, si él la desea no es porque ella le plante las tetas en los ojos, sino porque ella es LISTA.

A modo de reflexión final, que para eso es para lo que traía yo este capítulo, esta serie y este debate a colación (y no sólo pa disfrutar de la vocecita del Cumberbatch una vez más, que cualquier excusa es buena): no todo en esta vida es sexismo, machismo ni discriminación. A veces, somos nosotros mismos los que interpretamos una cosa llevándonos las manos a la cabeza y emitiendo un alarido indignado cuando la intención de quienquiera que sea el emisor del mensaje no era adornarlo con ningún significado subyacente, o incluso cuando pretendía emitir el mensaje opuesto. Quizá es que estamos demasiado acostumbrados a tomarnos las cosas como un ataque directo hacia nuestras personas, géneros, ideologías, religiones o colectivos profesionales y/o de ocio. Y quizá, en realidad, nadie nos está atacando, y somos nosotros los que nos sentimos atacados. Por desgracia, hay muchas ocasiones en las que estamos en lo cierto: aún hay mucha discriminación, y la de género es una discriminación que sigue campando a sus anchas, y no sólo allá lejotes sino aquí mismo, en el mundo occidental. Pero sinceramente creo que ésta no es una de esas ocasiones. Tal vez me equivoque, pero es lo que pienso.




Nota adicional: para aquellos “herejes” que aún no se hayan dado cuenta de lo que se pierden si están viendo la serie doblada, aka va un cacho de este capítulo (o sea, SPOILER) en su versión original (ignorad los subtítulos, que están en turco, y centraos en lo que hay que centrarse, que nos conocemos), un cacho que, por cierto, creo que ilustra bastante bien lo que venía yo a comentar ahí arriba acerca del final y bla bla bla. Me irán vuecencias a decir que no merece la pena oír esa voz *—* meaow.

Sherlock - Sherlocked (I took your pulse) from SametErel on Vimeo.





Todas las imágenes son propiedad de la BBC. Y el vídeo también. He dicho ;)

20 comentarios:

  1. Jo, debo vivir en una burbuja feliz, porque en ningún momento se me pasó por la cabeza al ver el capítulo que fuera un capítulo machista o.O
    La gente esta muy mal, si el pobre hace todo lo que quiere la otra... que al final le salva, y qué? Joer, yo prefería que la salvara a que ese fuera el final de la historia, corazón romántico que tiene una ^^u

    ResponderEliminar
  2. Coincido plenamente contigo, Nin. No me pareció nada sexista cuando vi el episodio y sigo pensando lo mismo. El personaje de Irene Adler ha sido uno de mis favoritos en la literatura y lo sigue siendo en la serie por lo que tu expresas, por el hecho de que es una mujer "la mujer" la que vence a Sherlock Holmes con sus mismas armas, y lo hace en ambos lugares, papel y serie. En esta vuelcan el ambiente actual y complican la trama, retorciendo las situaciones y si creo que hace algo es ponerlos a ambos en situación de igualdad: Ella lo vence a él en el campo en el que se supone que Sherlock tiene ventaja y viceversa. Eso me ha gustado :).
    Yo creo que quien se queda con el aspecto sexual del tema es porque no ha tenido ojos para nada mas XDXDXD

    ResponderEliminar
  3. Un mensaje que ha dejado Verónica García en Facebook respecto a esta entrada, no puedo resistir la tentación de ponerlo porque me parece acertadísimo:

    "Te juro que no entiendo la polémica, vamos a ver:

    ‎1) ¿Irene Adler objeto sexual? Bueno, ¿hay que recordar que la original era una "aventurera" retirada?
    2)¿La Irene del libro es independiente y esta no? Pues fíjate tú que la Irene original empieza la movida porque está resentida con un maromo que le prometió matrimonio y al final no
    3) Sherlock gana en la serie, pero gana Irene en la novela. Hum...vamos a ver. La Irene de la novela lo que hace es darse el piro a tiempo, y lo del disfraz. La Irene de la serie 1)Deja a Holmes cual guiñapo cuando se conocen 2)Resuelve el caso del avión y el coche, si no me equivoco. Ella, no él 3) Es capaz de hacerle creer que está muerta 4) Le saca el código. Sherlock sólo tiene una victoria contra ella.
    4) Escena final, machista. Juas, juas, juas. Es la derrota definitiva de Sherlock. Ni él ni Irene quieren admitir que tienen sentimientos (me gusta como han convertido a Irene en un espejo de Sherlock, en la novela es otra cosa). Él la pilló con lo de I Am Sherlocked: demostro que SÍ estaba enamorada de él. Pero...mucho desprecio, mucho "yo no tengo sentimientos y tú eres una pringada por tenerlos" y.....luego, pierde el culo a rescatarla, a Karachi, cual ridículo caballero andante. Hasta mirad la sonrisa embelesada, sí, pero también de triunfo, cuando la rescata.
    Lo verdaderamente machista hubiese sido la muerte de Irene en Karachi, dejando claro que las mujeres son unas pringadas que se enamoran y los hombres no. Pero no: ahí está Sherlock pringando de arriba a abajo, recorriendo medio mundo y arriesgando el pelllejo para salvarla. Peor, mucho peor que lo de Sherlocked.
    5) Irene, peón de Moriarty. Pues a mí me parece que lo manipula tanto como a Sherlock o más. Por cierto....la llamada al principio. ¿¿¿Nadie se da cuenta de que el episodio empieza con Irene salvando a Sherlock, y acaba con él salvándola a ella???"

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así mismo lo vi yo. Muy acertada esta Verónica García. Al final es Irene la que siempre gana. Me encantó este episodio, lo adoré, bueno, amé toda la serie, las dos temporadas. Tienes razón Ninotchka, la voz del Cumberbitch es "The Voice", ese actor ha hecho algo olímpico dándole vida al no siempre bien querido pero siempre necesario Sherlock Holmes.

      Mi hermana me pregunta si yo creo que finalmente Irene haya "desvirgado" al Sherlock y yo le digo que eso es improbable, los dos son demasiado egocéntricos como para eso.

      Por cierto, ya he visto siete veces ese capítulo, no me canso. No veo nada machista o sexista en el mismo, la desnudez de Irene es necesaria para someter a Sherlock y está muy bien lograda por la producción. Pobre Sherlock.

      Eliminar
  4. Tu blog apesta. Me dice "Su HTML no es aceptable: Debe contener como máximo 4.096 caracteres"

    MI HTML ES PERFECTO, MÁQUINA ESTÚPIDA.

    Eso es lo que más me duele. Es que no sabe que somos nanowrimo winners? Arde en el infierno Blogspot!

    Y no me deja loguearme con mi openid de livejournal...

    Había escrito una respuesta de enecientos caracteres y... la he tenido que pegar en mi editor de HTML. Porque mi HTML es sublime, puñetero!

    ResponderEliminar
  5. Visto el primer capítulo del nuevo Sherlock. Me he enganchado y la última serie a la que me enganché... El Castellón jugaba en primera división.
    ¿Te has dado cuenta que en temas de corrupción apenas aparecen mujeres?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto que en ficción no suele haber mujeres relacionadas con casos de corrupción. Eso sí es en cierto modo un signo de discriminación... ¿Los hombres malos van a por la pela y el poder, las mujeres malas a por...? Pero bueno, es simplificar mucho las cosas también (y tampoco sería justo con los guionistas/escritores decir que TODOS tienen en mente el arquetipo político corrupto = hombre).

    ResponderEliminar
  7. Bueno, este es el mensaje que tu blog no me deja poner, en dos partes. Ya no se si estaba desvariando cuando lo escribí, pero bah... da igual. El anonimato me da alas!


    Ahora que lo he leído, te puedo contestar con una cosa que llevo pensando desde hace un tiempo.

    Creo que estos berrinches "sexistas" de los que hablas son en muchos casos consecuencia del inmenso machismo que puebla nuestras mentes. El sexo en la mujer es sucio. La rebaja. Eso es lo que nos han hecho creer a tod@s.
    Si una mujer deja de ser virgen, siempre es una pena, pierde puntos. El hecho de que se insulte a Sherlock llamándole "virgen" deja muy claro cual es el contrapunto en el hombre.

    Si James Bond se saca la Walter en presencia de cualquier espía y núbil doncella, es un héroe y un Don Juan. Si Irene Adler agarra por los cojones a medio país bajándose las bragas, es reducida a un mero objeto sexual.
    Algo está profundamente mal en nuestra mente cuando esas imágenes aparecen. El poder del sexo, de la feminidad, de el cuerpo y el desnudo son DENIGRANTES para la mujer, pero PODEROSOS para el hombre en su contrapartida masculina.
    Muchas mujeres y hombres, en el mundo creativo, se lanzan al nuevo mundo de "la igualdad". Y por igualdad creen que la mujer tiene que ser como el hombre. Eso no es igualdad, es imitación.
    Hace dos años me leí un libro "femenino" de fantasía, no recuerdo el título, porque acabé asqueado.
    Pero básicamente supongo que la autora o el autor convertía a la mujer en una luchadora, porque era mejor que cualquier hombre, y no le bastaba eso, además tenía que dejar claro que cada capítulo "ella no necesitaba a los hombres".

    Lo siento, pero yo si necesito a las mujeres. No se como vivirán ellas, pero imagino que ellas también nos necesitan. Para mi las mujeres hacen la vida más interesante, pero no como ornamentos bellos, sino como gente divertida, estúpida, inteligente, malvada y buena. No como un cliché en una película, sino como una parte de mi especie que además tiene otras peculiaridades.
    No hace falta ser autosuficiente para ser un ejemplo de mujer, solo hace falta no ser un apéndice del hombre. No creo que suplantar el rol del hombre sea lo que hace libre a la mujer, porque eso implica que ser hombre es bueno y ser mujer no.

    En fin, a lo mejor se me va la olla, porque no es un tema que piense demasiado. Pero mi resumen es que la gente está a veces deseando encontrar la forma de soltar su panfleto (léase el rollo que acabo de escribir) y busca cualquier momento para clavar el asta de su bandera. En el post original hablaba de la decadencia de River Song. No porque el personaje no hubiera tenido un buen guión, o porque la actriz no cuajara, o porque se comportara de una forma prepotente y chulesca que no hace que le cojas mucho afecto. No, es porque "el Doctor la eclipsa". Bu Fucking Hu! Cómo se llama la serie? "DOCTOR WHO". No "RIVER WHO?".
    Buscando un chivo expiatorio carga contra Moffat porque han convertido a River en un personaje que gira solo en torno al Doctor.
    Bueno. Era un personaje que dese el principio llevaba un diario con forma de Tardis. Parecía vivir con y para el Doctor. No se yo si lo "convirtieron". El Doctor es el PROTAGONISTA. Igualmente podríamos quejarnos de la falta de fuerza de los hombres en "Sexo en NY" (no la he visto nunca, pero no veo en los carteles un solo cromosoma Y), de Mujeres Desesperadas... En Verónica Mars, todos los hombres siempre iban como dos pasos detrás de ella. Es que solo importan los que son sus novios. Y su papá.

    ResponderEliminar
  8. Y la segunda parte...


    Uh? Se me ha ido... En fin, que me parece que buscar siempre el sexismo te lleva a ser sexista. Siempre habrá una ofensa si la buscas. Después de todo, llevamos miles de años con un sistema de iconos machistas. Se nos van a escapar. A todos. Solo somos artistas escribiendo. Algún día terminaré una de mis novelas y veremos que pasa, pero ya me dijo una amiga, un poco intensa en esas cosas "Todas las mujeres de tu novela están locas".

    Y yo le contesté: "No, todos los personajes de mi novela están locos. Es el puto fin del mundo, la gente se quiebra. Pero unos lo hacen de una manera y otros de otra." Puede que fuera verdad, puede que inconscientemente viera a las mujeres como más susceptibles de perder la razón bajo esas situaciones, o la esperanza. Así de jodida es la educación que nos meten desde niños. Pero puede que mi amiga esté viendo gigantes donde hay solo molinos. A saber.

    Un beso y sigue dándole. Y escucha la voz de los supertacañones.

    ResponderEliminar
  9. Quenomehablesdevoces! Y menos esta noche y a estas horas xD xD xD xD (para más detalles, ver BBC1)

    Qué decirte, pues que amén. El problema no está en el guión del capítulo (ni en esos guiones del Doctor Who), sino en los que los interpretan como les da la gana. Y el problema, al final, está en la sociedad y en la tradición social y cultural que arrastramos desde hace unas cuantas decenas de siglos.

    ResponderEliminar
  10. Y me pregunto por qué se han vuelto a escacharrar las horas, si en configuración están bien... Ah, los misterios de la informática X(

    ResponderEliminar
  11. Eso es porque tu HTML es defectuoso, guapa!

    Es que ver como llaman machista a Moffat, un tipo que se empeña en sacar en sus historias madres luchadoras y fuertes, mujeres interesantes y tal.. (no hablo solo del especial de navidad de este año, que era un poco evidente) Que digan que el Doctor es una serie machista, cuando lo que tienes es una diversidad de mujeres capaces (incluso la teenager idol, Rose) y con personalidades fuertes... No se, creo que hay batallas más sensatas que librar en el campo de la igualdad. Que si, que al final, en algún momento, puede que alguien tenga un desliz. Pues bueno.

    Y solo para ti:

    BOOORING!

    ResponderEliminar
  12. ARF!!

    Deslices los tenemos todos. Incluso los que lo tenemos en mente podemos tener un tropezón. Pero de ahí a verlo todo como un ataque... pfs no sé, es excesivo. Hay cosas y cosas, y desde luego creo que en la interpretación de este capítulo se han lucido. Vamos, que no es lo mismo que, por ejemplo, la interpretación del anuncio de Dolce & Gabbana o la portada de La Razón o.O

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado este post y los comentarios que lo acompañan. Y eso que yo no veo la serie (simplemente porque aquí no la pasan). =)

    ResponderEliminar
  14. Qué lástima, Laura, es una serie magnífica... Creo que en la página de la BBC colgaban los capítulos (en VO sin subtítulos, eso sí). Mira a ver si la encuentras, que es estupenda =)
    Besetes

    ResponderEliminar
  15. Fabulosa adaptación de el personaje, Benedict Cumberbatch borda el papel, es un actor excepcional, y desde luego estoy contigo que es imprescindible verla en versión original y no perderse su voz, su magnífica, calida y bellísima voz.

    Próximamente entrenaran War Horse donde también interviene, por televisión ya han anunciado su estreno, y sale una escena donde él vestido de militar arenga a sus tropas y les grita en español "Sed valientes", uf! que horror, he visto el mismo trailer en versión original donde grita con su maravillosa voz "Be brave" y es pa morirse de gusto, multa y de las gordas, por cometer tal desaguisado y doblar la voz de Mr. Cumberbatch.

    Respecto al episodio de "Scandal in Belgravia" no lo encontré en absoluto machista, al contrario, encuentro que los dos personajes tanto Irene como Sherlock, muestran su inteligencia y su atractivo sexual de forma igualitaria, los dos son muy inteligentes y los dos muestran su cuerpo desnudo, el con una sábana y ella en su primera entrevista con él, todo tratado con naturalidad y buen gusto.

    Donde si veo un sexismo que me repugna y exaspera es en las campañas publicitarias de la marca de desodorantes masculinos Axel, un hombre como Noe construye un arca de madera, para que todas las hembras de la tierra suban atraidas por su olor, grrrrr ponen a la mujer al nivel de los animales irracionales, es bochornoso. La marca ha tenido diversas denuncias por ese tipo de publicidad, pero parece ser que la campaña les funciona, no me quiero imaginar que haya tanto tio tonto que piense que por perfumarse el sobaquillo con esa producto atraerá a las mujeres como moscas, ja,ja, estos publicistas son la peste bubónica.

    ResponderEliminar
  16. La verdad, es que ese capitulo es uno de mis favoritos. Irene para mi, se muestra como un personaje fuerte y a la par de Sherlock. Ella es dueña de su cuerpo, y lo utiliza como un arma al igual que su mente. Desafia la muerte y vence a Sherlock Holmes, ¿qué más queda? :)

    ResponderEliminar
  17. Siento decirte que como insinuas en tu post, el feminismo no es sinónimo de machismo, infórmate.

    ResponderEliminar
  18. Siento decirte que nunca he dicho que el feminismo sea sinónimo de machismo ;)
    Gracias por pasarte y bienvenido! (o bienvenida)

    ResponderEliminar