Sígueme

Tw Fak Pint Yobe G+ Tumblr LinIn Amazon Goodreads Lektu Podcast Contacto rss

viernes, 1 de julio de 2011

En la boca del estómago

(aclaración previa: esta entrada es completamente spoiler-free. O sea, no contiene spoilers. Vamos, que podéis leerla tranquilamente que no os voy a arruinar nada: no soy tan malvada. Bueno, un poco sí, pero en este caso voy a contener mis ansias malignas xDxDxD)

Spoiler: del inglés spoil (arruinar, echar a perder, estropear), se denomina comunmente "spoiler" a aquella información sobre un libro, película, serie, videojuego, etc conocida de antemano por el futuro lector/espectador/gamer, y que, de alguna manera, estropea el impacto que el autor del libro o guión pretendía causar en el lector/espectador/gamer. Por ejemplo, imaginaos que estáis allá por el año 1980 (el pelo cardado, las hombreras enormes, los pantalones-piel y las camisetas de rejilla son opcionales) en la cola de un cine esperando para ver la película anteriormente conocida como Star Wars 2 (ahora, si mis cuentas no me engañan, es la 5), "El Imperio Contraataca", y alguien se acerca y os dice: "Darth Vader es el papá de Luke Skywalker"... ESO es un spoiler. Un "arruinador", para entendernos. Desde luego, ni George Lucas, ni Leigh Brackett ni Lawrence Kasdan pretendían que nos enterásemos de la relación entre Luke y Vader/Anakin de ese modo, sino que su intención era que, al ver la escena de la lucha en la ciudad-nube, nos quedásemos ojopláticos y boquimétricos al descubrir que la némesis de nuestro héroe era, en realidad, su (¿amantísimo?) padre. Que todo el cine soltase un ‘UALAAAAAAAAA!!!’. Un ‘UALAAAAAAAAA!!!’ que queda bastante desmejorado si ya tienes la información antes de ver la peli, claro.

Tampoco George R. R. Martin pretendía que nos enterásemos de ESO así, tropezándonos (voluntaria o involuntariamente) con ello en Internet: su intención era que lo leyésemos en el libro y, probablemente, que al hacerlo tirásemos nuestro ejemplar de A Dance with Dragons al otro extremo de la habitación y empezásemos a soltar exabruptos e insultos más o menos coloridos y más o menos imaginativos contra su persona (estoy convencida de que si no le gustase eso de ser vilipendiado habría dejado de maltratarnos con sus puñeteros “giros dramáticos inesperados, impactantes y potencialmente homicidas”, a los que, por cierto, no hay manera de acostumbrarse por mucho que uno lea la obra de este buen señor). No, no pretendía que nos enterásemos de ESO así, y por eso ha dicho que va a poner en una pica la cabeza del responsable de la salida a la venta de varios ejemplares casi una quincena antes de la fecha oficial de puesta a disposición del público de A Dance with Dragons, un ser humano (presumiblemente) que, también presumiblemente, trabaja en Amazon Alemania y que, presumiblemente, ni siquiera se dio cuenta de que estaba abriendo la puñetera caja de Pandora (o la “caja de los truenos”, como les gusta decir a los políticos españoles) al soltar esos 180 ‘Dances’ antes de tiempo.

Vale, entiendo su reacción. El hombre se ha pasado seis años (o más) escribiendo el puñetero libro, y ver cómo la sorpresa se arruina dos semanas antes de su (¡Por fin!) salida no tiene que molar un cacho, al menos para él. Yo me pongo en su lugar y me cago en todo, así de claro. Pienso: si alguien, por ejemplo uno de los conejillos de indias que se prestan como lectores previos de mis novelas, o aquéllos con los que he contrastado la historia futura en busca de fallos o flecos, suelta prenda y dice algo, igual me enfado y todo. Pero, por muy empática que quiera ponerme con el bueno de George, ahora mismo me está resultando un poco difícil ponerme en su lugar, la verdad. Fundamentalmente porque en quien me estoy cagando es en él y porque la cabeza que quiero en una pica es la suya. Desde el cariño, claro. Sin acritud alguna. Sgrunt.

¿Por qué?, os preguntaréis. Bueno, es que yo soy una de las que se han comido ESE spoiler de A Dance with Dragons. No, ya sé que la culpa no es suya. De hecho, en esta ocasión ni siquiera es mía, y eso que yo soy una ‘spoiler-whore’, es decir, me gusta ir pululando por ahí en busca de información de los libros o pelis que me apasionan, y habitualmente si me como un spoiler me siento hasta feliz. Anda que no habré yo buscado spoilers de los últimos libros de la saga de Harry Potter antes de que éstos fueran publicados… por poner un ejemplo similar, quiero decir. Y cuando me encontraba alguno, daba palmas con las orejas xD. Pero esta vez no tenía yo intención de hacerlo, por desgracia: después de seis años de espera, quería llegar al libro limpia de polvo y paja, habiendo releído los cuatro anteriores para tener la historia fresca e ir descubriéndola poco a poco y disfrutándola página a página. No deja de ser una puñetera broma kármica que justo el libro en el que no quiero spoilearme sea el libro del que encuentro el spoiler más salvaje y más impactante de toda mi vida de spoiler-whore.


No, no os voy a contar qué es lo que vi y por qué me tiene tan cabreada. Prometí que este artículo sería spoiler-free, y pienso cumplirlo. Si alguno tiene intención de conocerlo, que me pregunte en privado. Aunque de verdad, DE VERDAD, os recomendaría que no lo hicierais. De alguna manera, a mí me ha arruinado la espera… es decir, ya no tengo tantas ganas de leer un libro por el que llevo suspirando seis largos años. Bien es cierto que casi prefiero esto a acabar tirando el libro por la ventana y que le dé en la cabeza a un pobre butanero que pasaba por allí, o ceder al impulso de quemarlo en un rito vudú y terminar incendiando mi casa. Al menos, ahora no tengo el libro y no puedo usarlo como arma arrojadiza, pirotécnica o de destrucción masiva. Y sí, logré contener la tentación de tirar el ordenador por el balcón cuando leí lo que leí, aunque fue difícil, lo reconozco. También es bueno que George R. R. Martin haya elegido como año de su visita a España 2012, porque si apareciese por aquí en los próximos dos meses íbamos a tener unas palabritas. Y lo que no son palabritas. Al estar lejos, lo máximo que recibirá de mí será un ejemplar de “Misery”, de Stephen King.

Coñas aparte, todo este asunto me ha hecho reflexionar acerca de la literatura, y es por eso que os lo cuento, no para que penséis que estoy chiflada (si es que alguno no lo pensaba todavía, quiero decir). Veréis, a mis treinta y cuatro años de edad bien cumpliditos, con unas cuantas experiencias vitales a mis espaldas (muchas de ellas malas, la verdad, auque no todas, ni mucho menos), me he encontrado de repente hecha un guiñapo y absolutamente destrozada por… un acontecimiento de un libro. O sea. Un libro, ¿vale? Una historia que un tío se ha inventado, del mismo modo que yo me invento las mías o que mi hermana se inventa los cuentos que les cuenta a sus hijos por la noche. Una trama que ha salido de la mente de un tío, y que está protagonizada por unos personajes que NO EXISTEN. Y esta nena de aquí, con sus treinta y cuatro añazos y sus dos carreras y su master y su experiencia laboral y vital y blablabla, llorando por las esquinas, y eso tan sólo por haber leído en un foro de Internet que alguien dice que alguien ha leído que pasa algo.

Sí, lo sé, es bastante patético. Y precisamente por eso me detuve a reflexionar, y me di cuenta de una cosa: esto que me ha ocurrido a mí, y que estoy segura de que le habrá ocurrido a alguien más (no voy a decir que sea la chiflada más chiflada del universo), sólo ocurre con determinadas historias. He conocido a mucha gente de todo tipo gracias a mi profesión (soy periodista y escritora, por si alguno aún anda despistado) y a que soy una persona bastante sociable, y la mayoría de la gente a la que conozco lee bastante. Conozco a amantes de la literatura en general, de la novela negra, de la literatura romántica, histórica, y por supuesto fantástica. Y me he encontrado con que este tipo de reacciones viscerales como la que tuve yo el otro día, este tomarse un acontecimiento de un libro como si fuera algo personal, como si le estuviera ocurriendo a tu mejor amigo o a ti mismo, esta preocupación por el destino de unos tipos y tipas que son inventos surgidos de la imaginación de otra persona, el hecho de vivir tanto una historia como para sufrir y penar y llorar y gritar y patalear en determinados pasajes, no son comunes a todos los libros ni a todos los tipos de literatura.

He visto a mucha gente leer un libro, el que sea, y estar absolutamente absorto con él, y preocuparse por lo que sucediera entre sus páginas, claro que sí: eso puede ocurrir en cualquier género y con cualquier estilo. Pero crear una historia capaz de levantar tantas pasiones como para hacer que los lectores pasen AÑOS preocupados por lo que sucederá a continuación, y que, llegado el caso, chillen e insulten y berreen y se tiren de los pelos cuando sucede ‘algo’… eso casi siempre lo he visto en fantasía. Y no en toda. De hecho, las reacciones tan apasionadas las he visto sobre todo en sagas como Harry Potter y Canción de Hielo y Fuego (en televisión he visto algunas otras, pero curiosamente la mayoría tienen elementos fantásticos, como la tantas veces aclamada y vilipendiada a partes iguales Lost, o la ‘altibájica’ Supernatural). Sí, he visto cómo la gente elucubraba acerca del destino de Lisbeth Salander, por poner un ejemplo de otro género y de “saga”, pero, por muchos lectores de Millenium con los que haya compartido mesa y conversación, jamás he visto a ninguno de ellos ponerse histérico perdido mientras esperaba la salida del siguiente libro de la trilogía, o lloriquear de forma patética al pensar en lo que a Larsson (QEPD) se le hubiera podido ocurrir para solventar determinada situación de la que no voy a hablar porque prometí no soltar spoilers. (Obviamente, esto es una generalización; como en todo, hay excepciones).

¿Depende del género? ¿Depende de los lectores? Yo creo que no. Muchos de esos lectores de Millenium también han leído las dos sagas que he mencionado antes, y se han histerizado y han llorado y han insultado con ellas lo que no han hecho con la saga del sueco. Y, por otro lado, muchos de esos lectores de las dos sagas, y de la del sueco, y de otras muchas que existen por ahí, han leído cientos, tal vez miles de libros, algunos de ese mal llamado ‘género fantástico’, y no han sufrido esa reacción de ansiedad, histerismo, pena, rabia y odio puro que sí han provocado en ellos gentes como Rowling o Martin.

¿Entonces de quién depende? Pues del escritor, obviamente. Es el autor el que crea la historia y a los personajes, y es el autor el que consigue o no que sintamos tanta empatía con ellos como para sufrir DE VERDAD por su destino. Y lo curioso de todo este asunto es que sean precisamente dos autores de fantasía los que consiguen despertar semejantes pasiones, cuando la fantasía, supuestamente, es algo irreal. Es curioso, sí, que sea ese ‘género’ irreal el que acoja a unos personajes tan reales como para que uno acabe llorando por ellos. Será que, una vez más, se demuestra que la calidad no depende del ‘género’ sino del autor. En este caso, la capacidad de crear personajes de carne y hueso.

Así que no, Martin no me da ninguna pena. Entiendo que se haya cabreado porque los de Amazon hayan destrozado su sorpresa, pero el hecho de que alguien se haya molestado en colgar esos spoilers en la red y la reacción que han provocado en los lectores, yo entre ellos, demuestra que ha conseguido lo que muchos escritores anhelamos: que los lectores se sientan tan absorbidos por su historia que la sientan como si fuese real. Un golpe en la boca del estómago al descubrir lo que va a pasar. Un dolor casi físico al enterarse del destino de sus personajes o de sus evoluciones o de sus miserias.

Y ojalá algún día yo consiguiera recibir tantos insultos, exabruptos, odio concentrado y deseos de poner mi cabeza en una pica como él. Eso querría decir que, en cuanto a escritura, lo estoy haciendo bien.



PD. Por cierto que esos 180 ejemplares deben haber ido a caer en manos de los 180 alemanes más cabrones/legales (táchese lo que no proceda) del mundo… ¿Cuatro días, y lo único que han hecho es soltar spoilers? ¿A ninguno se le ha ocurrido todavía subir una copia pirata a la red? De lo que se desprende que el ser humano todavía tiene la capacidad de sorprenderme...

24 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Bueno... está "confirmado" por los moderadores de Westeros, que sí se sabe que recibieron una copia para hacer una review y que no son sospechosos de reírse de la gente.

    Pero vamos, que de todos modos me da que hasta el siguiente libro no vamos a saber realmente cómo acaba el puñetero spoiler xD xD xD

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Te he suprimido el comentario porque no me dejaba editarlo para quitar el spoiler xD xD es que no quiero que nadie se enfade si ve semejante burrada sin que antes se le avise... De modo que copio y pego el comentario de Alexander, pero "pasado por la miripimer":

    <>

    ResponderEliminar
  5. "Dudo mucho que mate a ****, y si lo mata fisicamente seguirá como **** o como un Otro, quien sabe.

    Si lo mata es tonto del culo y punto, porque perderá bastantes fans. Vease Lost con su desastroso final."

    ResponderEliminar
  6. Bien, como he recibido quejas del primer comentario, lo borro y lo pego aquí, de nuevo pasado por la "miripimer" para evitar spoilers =)

    Alexander dijo: "Pues yo no me creo lo de *****. Sinceramente, nadie ha subido escaners de la novela, ni hay fuentes reales sobre que esto sea así, se lo puede haber inventado cualquiera o un grupo de personas con el animo de ofender y joder al personal.

    Aún tengo grandes esperanzas de que todo esto no sea verdad, un abrazo y animos!"

    ResponderEliminar
  7. ¡Pero Ni, si en el título del hilo ponía bien clarito "spoilers gordos"! ¡No haberlos abierto! :P

    Pero no me negaréis que el amigo George no se lo tenía un poco merecido. Si no se hubiera tirado seis años escribiendo el libro, la gente no habría estado tan ansiosa por soltar/leer spoilers.

    Aunque, ¿de verdad importan tanto los spoilers? Casi todo el mundo sabe cómo termina "Madame Bovary", y miles de personas la siguen leyendo todos los años.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, pero hay mucha gente que no quiere conocerlos antes de leer el libro. Y de hecho yo era uno de ellos :P en fisn... No, lo que pasa es que prometí que la entrada no tendría spoilers, y por eso he editado los comentarios de Alexander, por si acaso alguien entra bajo esa promesa y se los encuentra =) que al menos tengan la posibilidad de elegir si quieren o no enterarse...

    ResponderEliminar
  9. Si te referías a la entrada en la que me comí el spoiler, es que el problema es que no fue ésa xD xD xD me lo zampé en un hilo general sobre la serie, estaba sin avisar... y fui a caer allí antes de que el troll fuera baneado y la entrada borrada =(

    ResponderEliminar
  10. Tienes razón Ni, perdona por dejarme llevar xD la proxima vez me autocensuraré!

    ResponderEliminar
  11. Pues la verdad es que todo esto sí es un fenómeno extraño. En los foros de Amazon hace ¡¡3 AÑOS!! que los lectores siguen despotricando contra el desastre que fue el último libro de la serie Crepúsculo. Yo no lo he leído pero lo conozco casi de cabo a rabo a partir de las críticas (que he leído para aprender lo que NO debo hacer con mis propias historias). Jo, yo jamás me he apasionado tanto por una historia de ficción. No sé si sentir envidia o no.

    ResponderEliminar
  12. Pues... Hombre, tiene su cosita =) mola eso de poder sentir ansiedad y aprensión y euforia y todo eso, y sólo por un libro. Pero por otro lado es horrible xD xD xD

    Alexander, no pasa nada ;) lo que ocurre es que hay mucha gente que no quiere saber absolutamente nada, así que mejor no darles muchas pistas :P

    ResponderEliminar
  13. Ni, yo si quiero saberlo cuenta, cuenta...

    ResponderEliminar
  14. Nada, ya lo he leido en asshai, la verdad es que como no me he leido los libros no me entero de nada, mejor para mi porque cuando me los lea ya no me acordaré XDXD

    ResponderEliminar
  15. xD xD tú también eres un spoiler-whore? jajajajajajajaja!!! xD

    ResponderEliminar
  16. Lo que si espero, es que lo que te afectó tanto sea mentira, porque a mi también me fastidia bastante si es verdad...y eso que solo he visto la serie...(Me he bajado los libros y me los voy a leer, no me he podido esperar a comprarmelos, soy debil...)

    ResponderEliminar
  17. Uy, pues si con la serie te pones así, espera a leerlos xD vas a flipar de las ansias asesinas que te van a entrar jajajajaja!!

    Eso sí, no me seas cutre y léete Juego de Tronos, eh? No vayas directo a Choque de Reyes, que nos conocemos.

    ResponderEliminar
  18. Tranquila, yo me he leído una pentalogía sobre egipto (ahora no me acuerdo el nombre pero me encantó), y me leí los 2 primeros, y hasta 2 años mas tarde no conseguí los 3 siguientes, y me volví a leer los 2 primeros libros para leerme toda la historia del tirón, soy muy maniático yo para eso...XDXD

    ResponderEliminar
  19. Voy a aprender alemás, que ya veo que aparece en digital... y más con esta pelotera. XDD

    ResponderEliminar
  20. xD hombre, pa qué xD xD xD si en 9 días está en inglés...

    ResponderEliminar
  21. Muy buen articulo!!!

    Realmente es interesante todo lo que publicas! :D


    Yo también tengo un blog, te invito a que te pases por él:

    Blog de Historias y Curiosidades!

    Mi última entrada:

    Google+ (Plus) La nueva red social de Google!

    ResponderEliminar
  22. Soy novata en esto de participar en los blogs pero me encanta leerlos, este en particular, Muy buenos los artículos, por cierto.
    Entiendo perfectamente la ansiedad, no he leído esta saga y no quiero ver la serie puesto que quiero leer los libros antes, ya están en mi lista, pero entiendo la angustia y la ansiedad por saber. Hace poco leí algo que me hizo llorar toda la noche y eso que eran personajes inventados. No me había pasado nunca, pero cuando termine todo lo que le había pasado a la prota me superó.

    ResponderEliminar
  23. Madre mía!!! Ahora ando con unas ganas locas de saber qué sucede!! Joder, joder, joder.
    Arg... pero sé que no lo haré, y esperaré a tener mi ejemplar cuando lo saque traducido al castellano el Círculo de Lectores (que soy muy maniático y me gusta tener todos los libros de una colección en el mismo formato)... y hasta entonces tendré que comerme las uñas y matar a muy buenos amigos... y cuando por fin tenga el ejemplar, estaré como loco, pensando en cada capítulo "fijo que es ahora cuando pasa... lo que sea que hace que la gente maldiga en 50 idiomas".
    Mierda!!

    Y sobre acabar jodido por culpa de lo que sucede en un libro de ficción... Hasta hace dos semanas te diría "anda vas, hija". Pero es que hacía tanto tiempo que una saga no me absorbía tanto (hablo de la trilogía de Trudi Canavan), que hice lo impensable: acabar de leerme el segundo y acto seguido bajarme el tercer libro en pdf, pirata total, en vez de esperar a comprármelo... Y maldecir a la autora, un día jodido en el que hasta tuve pesadillas. Que tengo 30 tacos y no me sentó tan mal el final de Juego de Tronos, coño. Sólo me hizo mascullar "qué cabrón, el Martin". Pero hace dos semanas me sucedió lo mismo que a ti. Así que te digo: no, no es tan raro, y si resulta que es por ser patético... hola, ya somos dos.

    ResponderEliminar
  24. =) A mí en Juego de Tronos no me dio tan fuerte. En Tormenta ya fue un poquito más. En Dance... puf. Y hasta aquí puedo leer xD xD xD xD

    ResponderEliminar