Sígueme

Tw Fak Pint Yobe G+ Tumblr LinIn Amazon Goodreads Lektu Podcast Contacto rss

miércoles, 12 de enero de 2011

Guerra de sexos

Desde hace algunos días se está desarrollando en el foro de La Elegida de la Muerte (http://www.oiyya.com/viewtopic.php?f=5&t=114) un debate que me ha parecido lo suficientemente interesante como para hacer referencia a él, aunque prometí no participar en el foro por aquello de que juego con ventaja (¿Cómo voy a discutir acerca del significado, pasado, presente y futuro de una historia que he creado yo misma? Cuando alguien "se sabe el final" no puede entrar en divagaciones, les cortaría el rollo a todos de muy mala manera...). Dicho debate también lo he visto en otros foros no específicos de mi novela, como Asshai (http://www.asshai.com/foro/viewtopic.php?p=409683#409683), un foro en el que pululo bastante desde hace muchos años.

El caso: el debate viene a plantear una cuestión que me ha parecido bastante curiosa, y es que La Elegida de la Muerte (Öiyya) puede haber tenido un par de tropezones en las librerías porque su portada y su título dan la sensación de pertenecer a una novela destinada exclusivamente al público femenino, y a partir de ahí se ha desarrollado una discusión (muy calmada y educada, eso sí) acerca de la posible diferencia entre los escritores y las escritoras a la hora de plasmar sus historias en papel.

Vayamos por partes, como decía Jack El Destripador: en primer lugar, la portada. Alguien insinuó que la portada de la novela era una portada de literatura "femenina". Para empezar, me gustaría saber qué entiende esta persona como "literatura femenina": tengo una idea aproximada que me hace pensar en novelas de corte romántico, destinadas a un público muy diferente al que suele tener la fantasía épica o la espada y brujería, dos géneros dentro de los cuales, creo, se puede encuadrar a La Elegida de la Muerte (Öiyya).

Vaya por delante que no tengo absolutamente nada en contra de ese tipo de literatura, y que de hecho en su día fui consumidora de ella (hay novelas románticas verdaderamente maravillosas). Sin embargo, no creo ni por asomo que mi obra se pueda encuadrar dentro de ese género: si hubiera querido escribir novela romántica, lo habría hecho. Quizá algún día lo haga, ¿por qué no? Es literatura, y como en todos los géneros, hay obras buenísimas y obras malísimas. La cuestión es que no es ese tipo de literatura el que yo tenía en mente cuando escribí esta novela, y me ha sorprendido que alguien pueda catalogarla así basándose simplemente en la portada y en el título. También me habría sorprendido que alguien la incluyera en ese género partiendo del contenido del libro, porque creo que no se acerca al romanticismo ni a la supuesta "femineidad" del género ni siquiera un poquito; pero, puesto que del contenido hablaremos más adelante, centrémonos en la portada.

En serio, ¿alguien puede pensar que la imagen de Issi sujetando una espada salida de los sueños más febriles de un adorador de Warhammer se parece siquiera en el blanco de los ojos a la portada de una novela destinada al público femenino? Puestos a equiparar, vamos a dejar a un lado las portadas de la literatura romántica actual en todas sus variantes (histórica, chic lit, etc) y centrémonos en la romántica paranormal, que tal vez sea el subgénero romántico más "parecido" a la fantasía épica. Echadle un ojo a la portada de un libro de ese género (en este caso, Kiss of the night de Sherrilyn Kenyon, tal vez una de las autoras de ese subgrupo con más éxito en la actualidad). ¿En qué se parece, tanto la imagen como el estilo como el conjunto, la tipografía, la edición, incluso el título? ¿Se puede equiparar, puesto que de títulos hablamos, "la elegida de la muerte" con "el beso de la noche"? No sé, a mí personalmente no se me parecen en nada :P

Otro ejemplo: Oscura tentación, de Larissa Ione. Novela romántica paranormal donde las haya, creo que no puede haber ninguna duda al respecto al ver esa portada. ¿Se parece en algo? O_O . Si me apuráis, digamos que hay otras portadas del género que incluyen nena en la imagen: el 90% de las veces la nena en cuestión está acompañando al maromo (mirándole con cierta adoración no exenta de dependencia, por cierto), y cuando la nena está sola no suele andar jugueteando con espadas. Y en el 0'1% de las portadas en que si hay nena-con-espada, los diseñadores se cuidan muy mucho de que la imagen, la composición y la espadita en cuestión tire más hacia el ámbito onírico-fantástico.

En el caso concreto de La Elegida de la Muerte (Öiyya), habría sido una cagada de padre y muy señor mío haber metido en una portada de romántica paranormal una espada que parece sacada de la saga de Conan el Cimmerio (puestos a compararlo con algo, mirad un segundito el cartel de una de las pelis basadas en esa serie y al señor Schwarzenegger :P hasta la pose la tiene, el tío...); ¿por qué? Pues porque igual que tradicionalmente la novela romántica está dirigida a mujeres, tradicionalmente las novelas que parten de la base creada por Robert E. Howard están dirigidas a un público masculino. ¿Qué leches hace una espada que podría empuñar Jason Momoa (:P) en las manos de una heroína que suspira por el maromo desde la primera página? O_O

Dejando a un lado la portada y el título de la novela (puestos a escribir romántica, quizá habría peleado por un título más cercano a "Pasión mortal" xD xD), el debate del que hablaba al principio ha acabado centrándose más bien en el contenido de la novela. La premisa era la siguiente: ¿escriben las mujeres para las mujeres y los hombres para los hombres? Mi novela está escrita por una mujer (obvio; al menos, lo era la última vez que me miré xD): ¿significa eso que mi público objetivo pertenece a mi mismo género? Aunque sea de forma inconsciente, ¿escribo pensando que van a leerme otras mujeres? ¿Lo hacemos todas las que nos dedicamos a escribir?

A mí me parece que la respuesta es un rotundo NO. Un escritor o una escritora puede destinar su obra a quien le parezca, eso es evidente; en el caso de la fantasía, sin entrar en los subgéneros de los que hablábamos antes y metiéndonos de lleno en la fantasía épica, el público objetivo es todo aquél al que le guste el género: ni más, ni menos. Independientemente de su sexo y de sus inclinaciones sexuales. No puedo hablar por todas las mujeres que escriben fantasía épica, pero sí puedo aventurarme a decir que la mayoría de ellas coincidirá conmigo en que, cuando te enfrentas a una página en blanco, lo que menos piensas es en si tu historia gustará a las mujeres o a los hombres. Lo importante, como en todos los géneros literarios, con independencia de si tú eres un tío o una tía, es que escribas lo que te gusta A TI.

Entonces, dirán algunos, sí que está destinada a mujeres, puesto que tú eres una mujer... :P permitidme que me ría. Estamos hablando de fantasía épica y de espada y brujería. Ahora mismo se me vienen a la mente unos cuantos títulos del género que a mí personalmente me encantan y que están escritos por hombres: empezando por Canción de Hielo y Fuego (George R.R. Martin) y siguiendo por Príncipe de Nada (R. Scott Bakker), Geralt de Rivia (Andrzej Sapkowski), Tigana (Guy Gavriel Kay), Nacidos de la Bruma y Elantris (Brandon Sanderson), La Rueda del Tiempo (Robert Jordan), el mismo El Señor de los Anillos (J.R.R. Tolkien), o, saliéndonos un poco de lo "común", Mundodisco (Terry Pratchett). Todos están escritos por hombres. Y TODOS, absolutamente TODOS, gustan por igual a hombres y mujeres. ¿Me quiere alguien explicar por qué un libro escrito por un hombre puede gustar a tíos y a tías, pero un libro escrito por una mujer sólo puede gustar a las mujeres? EEEINNN???? O_O (que se lo digan a J.K. Rowling o a Kate Elliot o a Marion Zimmer Bradley o a Ursula K. LeGuin, por poner sólo cuatro ejemplos).

Todavía voy a ir un poco más allá: en la mayoría de los libros o sagas de fantasía épica ni siquiera se nota si el autor es hembra o macho salvo por el pequeño detalle del nombre en la portada del libro. Si en vez de poner un nombre de autora pusiéramos un seudónimo y NADIE tuviera forma de saber qué aspecto tiene quien está detrás de ese seudónimo, estoy convencida de que nadie podría estar seguro de si el dueño de la mente que ha perpetrado el 95% de las novelas hace pipí de pie o sentado. Porque eso sólo se nota cuando el autor, o autora, DECIDE dirigirse a un público concreto basado en el sexo del mismo. De modo que permitidme que me quede un poquito estupefacta cuando leo cosas como que La Elegida de la Muerte (Öiyya) es un libro "para chicas", o me obligan a responder preguntas como "soy un chico, ¿me lo puedo leer? ¿Me va a gustar aunque sea para niñas?". Válgame. O, lo que viene a ser lo mismo, ¿qué tendrá que ver que mis genitales sean distintos de los de un hombretón de pelo en pecho para que mi historia le guste o no? ¿O teme que, al leer mi novela o la de cualquier otra escritora, se le caigan los congojos y su voz se aflaute de forma repentina? ¿Qué pasa, que de repente las mujeres no podemos saber lo que preocupa, inquieta, gusta o disgusta a los hombres, y viceversa? ¿No tenemos todos las mismas preocupaciones, inquietudes, gustos y disgustos? Y no, no me vale eso de "es que las mujeres son más de sensibilidad y sentimientos y los hombres son más de acción y blablabla", porque no me lo creo. O igual soy yo la rara, que me gustan las novelas de acción, o los raros son los hombres, que también escriben sobre sentimientos. Vál-ga-me.

O, como comentaba en petit comité con cierta persona (a la que aprovecho para mandar un achuchón bien fuerte), en serio, ¿pero vosotros habéis visto cómo empuña la espada esa tía? (interprétese esta frase como cada cual desee: desde el punto de vista bélico, o desde el punto de vista perverso).

14 comentarios:

  1. Cuando leí en Asshai lo de la portada de libro novela romántica me quedé a cuadros.

    No creo que tenga nada que ver el género del escritor con el género de sus lectores, de ser así, creo que tendría que pasar por quirófano ^^u

    Nos vemos =)

    ResponderEliminar
  2. Emily Brönte publicó "Cumbres Borrascosas" con el seudónimo de "Ellis Bell". Los críticos opinaron que era un gran estudio psicológico sobre el mal. Cuando se descubrió que "Ellis" era una chica, la novela se convirtió en una romántica historia de amor.

    Lo que hay es mucha asociación de "para mujeres"="malo", mucho miedo a "ser menos macho" si te gusta algo "para chicas" y mucha tontería por el mundo.

    ResponderEliminar
  3. He eliminado el comentario que habías borrado ;)

    En facebook se está debatiendo también este tema partiendo de otra premisa: que la literatura romántica no es la única literatura "femenina". ¿Qué opináis? =)

    ResponderEliminar
  4. Uf. Pues yo no creo que haya "literatura para mujeres" y "literatura para hombres". Si así fuera, tendría que decir que me gusta la literatura para hombres, y soy mujer. Paso de la literatura romántica. Adoro las aventuras de Conan. Por cierto: conozco hombres que leen novelas románticas. Lo que sí veo es una concepción machista de lo que escribimos las mujeres. En fin. Me encanta la portada de tu novela, y espero conseguirla en algún momento (vivo en Uruguay).

    ResponderEliminar
  5. Ese debate me parece alucinante. La portada no me parece en absoluto propia de una novela ni de chicas ni de chicos. Me parece propia de una novela de fantasía épica.
    Pienso lo mismo que Nin.
    Si esa portada y ese título viniese firmado por Antonio Morales, todo el mundo estaría alabando una de las grandes obras del fantástico español, que es lo que pensarían muchos de los que participan en ese debate si la hubieran leído, ya que la mayoría son conocedores del género.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Ni. En realidad era el mismo pero me había olvidado unas comillas que consideraba importantes.

    Por cierto, he twiteado esta entrada ;).

    ResponderEliminar
  7. Hombre, no creo que llegue a tanto =) pero se agradece, Ángeles ;)

    ResponderEliminar
  8. Nin, yo coincido con Ángeles: este debate me parece alucinante. Por no decir simplemente absurdo. En primer lugar porque, como tú señalas, la imagen y el tratamiento de la misma que hay en la portada difiere de las novelas romáticas como de la noche al día. De hecho, cuando la ví a mí también me recordaba a las de Conan. En segundo lugar, y a falta de leer la novela, porque -como también mencionas- el argumento y la historia son completamente diferentes a las novelas romáticas.

    Ahora bien, como suelo trabajar con estadísticas, hay algo que mencionas con lo que no estoy del todo deacuerdo. Estadísticamente, a los hombres y a las mujeres no nos interesan las mismas cosas. Mejor dicho, si bien compartimos muchos intereses comunes también tenemos intereses diferentes/diverventes. Parece ser, según la lógica histórica (novelas romáticas existen desde la Edad Media) y de las editoriales (que han explotado hasta la saciedad ese "devenir histórico" de la Literatura), que el público idóneo para ese tipo de litertura (no entro ya en la calidad de la misma) era básicamente femenino. Y así se ha explotado por editores, editorales, libreros y comerciantes de la cultura en general. Como decía, desde la Edad Media existen novelas romáticas, y estaban destinadas básicamente (o casi en exclusiva) a las damas de la aristocracia. Si a eso le sumas que, en los dos últimos siglos, la gran mayoría de esas novelas han sido escritas por mujeres (a veces, incluso por hombres que firmaban con pseudónimos femeninos), pues ya tienes listo el caldo de cultivo que da pie a la idea de escritora=novela romática=público femino.

    Es triste, y yo rechazo esa idea; pero lamentablemente es así. De hecho, una de las mejores y más hermosas novelas escritas en los últimos tiempos se titula "Un viejo que leía novelas de amor"; y yo, que soy varón, la he leído unas cuantas veces. Supongo que los que nos toca ahora, en el siglo XXI, tanto a los lectores como a autores, es ir desterrando de la conciencia colectiva esa idea errónea. Aunque tal y como está el patio, tanto de la sociedad en general como del mundo editorial en particular, difícil -muy difícil- lo tenemos. Quizás, Nin, tus próximas novelas de fatasías deberías publicarlas bajo pseudónimo masculino. Algo así como Santiago Espadalarga, que además da juego a interpretaciones variadas, ¿no? jajajaja.

    Bueno, menudo rollazo acabo de soltar. No molesto más, que alguno ya estará dormido. Un saludo a todos.

    Julián

    ResponderEliminar
  9. Indiscutiblemente, las cosas estan mal.
    En lo personal, me encantò la portada del libro, sencilla, pero bien hecha y facil de identificar,en ningun momento le vi algo de romantico a la portada, es mas, con solo verla me dio la idea de mucha accion.
    Creo que, los seres humanos tenemos el gran defecto de juzgar antes de conocer. Por cierto, yo no me he enterado del debate, tal vez estoy demasiado aislada o algo, pero me gustaria saber mas.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  10. Yo añado a lo que dice Julián: con nombre masculino y anglosajón. James Longsword no suena mal XD.

    Palabra de verificación: matis (¿religiosa? XD)

    ResponderEliminar
  11. xD James Longsword... no es mala idea jajajajajajaa!!!

    El debate, por si queréis seguirlo (aunque ahora está más calmadito, pero cualquiera sabe) está en el primer link que puse en la entrada =)

    ResponderEliminar
  12. Mira, para valoraciones, hay de todo. En el foro de Asshai alguien dijo que pensaba que Festín de Cuervos había significado un "bajón" en la calidad de la saga de Canción porque estaba "destinado a un público femenino". Imagínate: ¡Festín de Cuervos un libro para mujeres! Y por ende, "malo". El problema aquí es doble: primero, que algunos lectores descalifiquen las novelas "para mujeres" como mala literatura sólo porque son para mujeres, prejuicio machista como el que más (y prejuicio contra la literatura romántica en general, como si toda fuera igual y sólo hubiera malos libros, teniendo tremendas obras maestras en sus filas), y segundo, que en realidad, estos lectores no conocen ni la literatura "para mujeres" (entendiendo esta como literatura romántica) ni conocen a las mujeres en particular. No es posible que ninguna mujer lectora pueda considerar Festín de cuervos como un libro dirigido a ella. Puede gustarle, o no, puede criticarlo, o no, pero ¿considerarlo "femenino"? ¡Ni de lejos! Así las cosas, Ni, si alguien se atreve a decir tal sinsentido con respecto a un libro escrito por un hombre cargado de temática violenta y de acción, "típica" de los hombres (todo es relativo, por supuesto), ¿qué esperas que diga de tu novela, sin haberla leído siquiera?
    En resumen, ni te preocupes. ;)

    ResponderEliminar
  13. JOe, jamás enm la vida me habría planteado que la portada de la novela se refiriera, en ningún momento, a algún tipo de género de "literatura para mujeres". De hecho, es que la sola nomenclatura de "literatura para mujeres" la verdad es que me chirría un poco e imagino que, por eso, en mi cabeza no existía tal concepto.

    Quizá es que estamos empezando a estar más influídos por los EEUU y la narrativa en inglés, cuyos mercados editoriales sí que hacen este tipo de distinciones, pero no sé...

    Pero el caso es que el debate me parece tan absurdo que me da la sensación de que todo lo que diga aquí serán perogrulladas.

    ResponderEliminar
  14. Yo estoy con Fernando...es que me parece tan absurdo...cualquier libro esta dirigido a hombres y mujeres. Es una historia que tu lees e interpretas bajo tu punto de vista. Te puede gustar o no. Pero vivo la historia igual independientemente de que sea un hombre o una mujer el/la protagonista... En fin lo mejor...leer de todo y disfrutar de las buenas historias. :)

    ResponderEliminar