Sígueme

Twitter Facebook Pinterest Youtube G+ Tumblr LinkedIn Amazon Goodreads Lektu Podcast Contacto rss

lunes, 20 de diciembre de 2010

¿En serio queremos ser escritores?


Hace un ratito he recibido una noticia que, si bien no es estrictamente horrible, tampoco se la puede considerar buena. Tal vez se pueda pensar que soy muy impaciente, pero en realidad no es así: han pasado seis meses desde la publicación de La Elegida de la Muerte (Öiyya) y para la campaña de Navidad las cosas no son tan sencillas como puedan parecer: es demasiado antigua para entrar en el cajón de las novedades, es demasiado fantástica para entrar en el cajón de la narrativa general, es demasiado adulta para entrar en el cajón de la fantasía "navideña". Y yo soy demasiado novel para que mi nombre le diga algo a alguien, algo que haga que apueste por mi libro y no decida devolver los ejemplares que tiene a la editorial pensando que no va a venderlos.

Evidentemente, nadie dijo que esto fuera a ser fácil. ¿Autor novel, español, de fantasía? Difícil, muy difícil. Y sin campaña de promoción, prácticamente imposible. Y sin embargo yo he peleado lo que he podido con lo que he tenido a mano (que ha sido más bien poco, teniendo en cuenta además que todo esto me ha venido justo en el momento en que menos concentrada estoy). Así mirado, se puede considerar un absoluto éxito lo que he conseguido, que ha sido vender bastante teniendo en cuenta la media del fantástico español. Sin embargo, volvemos a lo de siempre: no es suficiente, no es suficiente si lo que quieres es vivir de esto, si lo que quieres es seguir publicando, que es lo que, creo, queremos casi todos los que nos planteamos esto de escribir como algo más que un hobby.

Lo curioso de toda esta historia es que se habla de la novela, se habla mucho, y se habla bien. Las críticas son muy buenas. Los lectores (la mayoría) están satisfechos con ella, algunos incluso más que eso. Y, sin embargo, las cifras son las que son. ¿Cómo es posible?, se preguntará alguno. Yo tampoco tengo la respuesta. Lo que sí sé es que, por desgracia, en este mundo no importa cuánta gente lo lea o a cuánta gente le guste: lo que importa es cuánta gente lo compre. Y por mucho que lo hayan leído diez mil, veinte mil, treinta mil personas, si sólo se venden dos mil ejemplares no hay éxito que valga, ni hay posibilidad de continuación por mucho que esas treinta mil personas la quieran. Si no se vende, no es negocio; si no es negocio, no se invierte, y punto. Y si no se invierte, por mucho que los lectores y el autor quieran continuar, no se continúa.

Y todo esto me lleva a plantearme lo que hace algunos días vi que planteaba Anika entre libros en su muro del facebook: ¿De verdad queremos ser escritores? ¿En serio nos merece la pena? La cuestión es la siguiente: yo he tenido mucha suerte, se puede decir que soy una privilegiada, porque he logrado publicar con una gran editorial que me ha dado una muy buena distribución y un nombre. Sé que hay muchos, muchísimos, que pasan años peleando con uñas y dientes por conseguir eso que yo he conseguido, llevándose palo tras palo, decepción tras decepción, tantas que parece que no van a conseguirlo jamás. Y después, cuando lo consigues, te encuentras con que hagas lo que hagas, aunque el libro sea bueno, aunque a la gente le guste, aunque las críticas sean magníficas, aunque todo el maldito Orbe esté encantadísimo con tu libro, sigues fracasando. Porque no se vende. ¿Y en serio nos merece la pena pasar por el mal trago de intentarlo, seguir intentándolo, volverlo a intentar, para encontrarnos con que, una vez conseguido, nos estrellamos contra una pared que se llama "mercado"?

No se puede tener más fácil, como me comentaba un crítico hace algunas semanas. Me dijo que mi libro era bueno, era interesante, entretenido, estaba bien escrito, estaba publicado por una buena editorial, lo tenía todo. Y, sin embargo, me auguró muchos palos y muchas decepciones y muchas peleas y muchas lágrimas. ¿Por qué? Pues porque, me dijo, la gente te va a leer, pero no te va a comprar. Porque la gente va a seguir prefiriendo pedirle tu libro a un conocido o sacarlo de la biblioteca e invertir esos veinte euros en libros que adornen su estantería, y como tales entiende los best-sellers de escritores como Dan Brown, Stieg Larsson, gente de la que todo el mundo hable. Libros de los que se pueda presumir. "Oh, tengo dos ediciones de esta trilogía porque todo el mundo la ha leído y habla de ella", pero nadie da un duro por un libro de un novel, aunque lo haya leído y sepa que es bueno.

¿Queda un poco ruin pedir al respetable que invierta en los que empezamos? Tal vez. La gente sigue teniendo la libertad de comprar lo que le dé la gana, y tú no puedes exigirle que compre lo tuyo si prefiere que sea Christopher Tolkien quien adorne su librería. Pero luego quizás no entienda por qué tu libro, que tanto le gustó cuando se lo prestó su vecina, no ha visto su continuación, algo que le apetecía enormemente.

No sé si os habrá pasado, pero yo me he encontrado con muchos lectores que se quejan de que en las librerías sólo encuentran libros de "los de siempre". ¿Cuál es el problema, entonces? Pues que los libros de "los de siempre" son los que se venden. Los de los noveles, se leen, pero no se compran. Y, mal que nos pese, las editoriales no son ONGs: invierten para lograr un beneficio. Por muchas buenas críticas que obtenga una novela, ese autor no va a seguir publicando si su novela no vende lo suficiente. Y ahí es cuando enlazamos otra vez con lo del principio: ¿le merece la pena a alguien pelear tanto, invertir tanto tiempo en su sueño, para encontrarse después con que, haga lo que haga, aunque haya escrito la novela de los sueños de mucha gente, no la va a vender a menos que su novela se convierta en una de ésas "de las que todo el mundo habla"? ¿En serio queremos ser escritores?

23 comentarios:

  1. Es jodido, muy jodido todo el panorama, ya lo se. Y sobre todo en estos tiempos en los que los pocos euros que tienes para comprar libros, los que compramos, miras muy bien en donde los metes. Pero como lectora pienso que a los buenos escritores les compensara en un futuro. No inmediato, ni cercano siquiera, pero el lector no es tonto, aunque muchos escritores y editoriales lo piensen. Un buen escritor perdura en el tiempo.
    En tu caso estoy convencida, Nin. Se que seguire leyendo las aventuras de tu mercenaria. Quizá no en la misma editorial, pero se que seguiras. El problema de comprar a un autor novel, por lo menos en mi caso, es que estoy harta de basura. De leer en blog, webs y demas alabanzas desmedidas sobre libros que cuando los lees son bazofias. NO hay criterio, en ningun lado, Por eso la gente se piensa mucho hoy dia arriesgarse. En mi caso, estoy harta de senttirme estafada, por el autor, por la editorial, y por todos esos antros que se dedican a darse jabon unos a otros sin un solo apice de sinceridad en sus criticas ni en sus reseñas.

    ResponderEliminar
  2. Ahora te pido que no me odies y voy a darte un par de palos por mi parte
    ¿Tu decepción es que tu primer libro publicado no es un best-seller? ¿que no se ha hecho sitio entre grandes? algunos de ellos habrán saltado a la cima por suerte, pero muchos de ellos habrán currado tanto como tu y se habrán hecho sitio poco a poco. Y poco a poco es como se consigue, tu dirás que llevas toda la vida luchando, y todo el resto de tu vida tendrás que luchar si te quieres hacer un sitio. No vas a vivir de escribir a la primera de cambio, necesitas perseverar, no rendirte, no caer ante tu éxito (porque es un gran éxito lo que tu has conseguido) y superarte a ti misma, seguir deslumbrando a los pocos que te compremos para que el boca a boca vaya haciéndote un sitio entre los famosos. Es simple lógica: si yo veo un libro de título comercial, de autor desconocido y del que no he oído hablar en absoluto ¿lo prefiero antes que el libro que me recomendó mi primo que dice que es fabuloso? No, sobre todo porque ahora las perras faltan y ya puestos a comprar libros te vas a lo seguro. Y como tú dices, la gente conoce a cuatro, los cuatro de siempre (yo misma, que no soy muy lectora aunque me guste)y por eso se necesita seguir, que tu nombre vaya haciéndose más conocido. Un día no te suena de nada, al otro empiezas a fijarte, al otro ya te suena y al siguiente te sabes el nombre de la autora de memoria... y empiezas a buscar sobre ella.
    No puedo aconsejarte en el tema de cómo hacer que la gente te conozca (yo que se, nuevas tecnologías (ebook)? no se del tema) pero sí puedo darte unos palos para que no te quedes tirada en el suelo autocompadeciéndote.
    Porque es triste ver a una mujer que pasa de cumplir el sueño de su vida a hundirse, porque no hay motivo para ello.
    La vida es muy dura, pero también eres joven y tienes tiempo para mejorar, para hacerte conocer, para experimentar, para caerte pero también para volverte a levantar

    jum ò.ó
    Y ahora un besito. Porque te lo mereces.

    Karela

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hay que ser realista, Ni. El libro igual no ha cuajado tanto en hombres. Lo estaba diciendo de coña, pero ahora que lo pienso igual es cierto que se ha percibido como una obra más bien para mujeres del fantástico y te has perdido parte del mercado. ¿Te han dado feedback de qué es lo que ha faltado?

    ResponderEliminar
  5. Si te sirve de consuelo, yo me compré tu libro sin leer reseñas ni nada ;) Símplemente lo vi una calurosa tarde de verano en el Vips, nos enanoramos y me lo zampé en tres dias. No cualquier libro me engancha tanto.

    Mucho ánimo, estoy segura de que saldrá adelante. Yo espero ansiosa el siguiente. Y como persona que también se dedica a un mundillo en el que es dificil hacerse un hueco, te recomiendo que no te rindas nunca. No sabes lo que puede pasar, y ya has dado un gran paso que quisieran muchos.

    A~

    ResponderEliminar
  6. He dicho esto en muchos sitios distintos, y lo repetiré, a riesgo de ser pesado: el modelo de publicación impresa no funciona para los autores nóveles y sin acceso a los medios de difusión "de masas".
    Los ejemplares de tu novela que no se publiciten y distribuyan bien no se van a vender. Y la demanda progresiva, "de a pocos", para entendernos, no justificará nunca una reedición, con lo que llegarás a un punto en el que una novela no pueda llegar a sus potenciales lectores.
    Por eso cada vez más abogo por el modelo "indie", basado en la difusión a través de Internet de libros bien en formato digital, bien bajo PoD (impresión según demanda).

    ResponderEliminar
  7. Esto Sleerash... ejem... el libro de Ni es con ediciones B. Era poker de ases. Hay que añadir buenas y numerosas críticas. Creo que en este caso tiene que ser otro el problema.

    ResponderEliminar
  8. Sucribo todo lo dicho por Karela. Nunca, nunca decaigas. Lo que tú has conseguido (lo dices tú misma en la entrada) es algo asequible para muy pocos. ¿Qué quieres vivir de la escritura? Olvídate casi del todo. Eso lo hace muy poca gente, pero no por ello debe dejar de merecer la pena ser escritora. Piensa en todo lo que has hecho disfrutar a... 2000 personas como mínimo!!! Ay, ay, quién las pillara, jajajaa

    ResponderEliminar
  9. @UweVegas: Ya sé que se editó en Ediciones B. Pero no ha tenido una promoción de las que hacen época, precisamente, ¿me equivoco? Por no hablar de que es literatura fantástica y en español.

    ResponderEliminar
  10. De todos modos, dejé en el tintero la respuesta a la pregunta planteada por Nin. ¿Queremos ser escritores? La pregunta no es que esté mal planteada, es que el concepto de "escritor" y las expectativas de éxito asociadas distan mucho de ser realistas. Que es muy difícil vivir de la literatura es algo que saben los que profundizan un poco en el negocio.

    ResponderEliminar
  11. Si te sirve de consuelo, Ni, yo prefiero a menudo arriesgar con un escritor que jamás había leído antes que desilusionarme con escritores conocidos cuyo arte ha decaído. Leí a Dan Brown una vez y decidí que no era buen escritor. Ya no compro más libros en edición de lujo de Stephen King porque últimamente no me convence. Dejé de leer a Anne Rice cuando sus libros se fueron al cuerno. Y así por el estilo. Paso de los best-sellers si el tema no me gusta. Pero si encuentro a un autor desconocido que me encanta... ¡le voy a comprar todo lo que escriba!

    ResponderEliminar
  12. No, Velkar, no quiero renunciar. Y te voy a explicar por qué: porque una persona con mucha ilusión, y tú lo sabes muy bien, puede escribir una, dos, tres novelas mientras sigue trabajando, dándose la gran paliza, o renunciando a su vida social. Pero eso no se puede hacer eternamente: llega un momento en el que el trabajo te impide escribir. Es imposible compaginar la escritura (profesional, prolongada, no un libro ni dos sino toda una vida llena de novelas) con un trabajo a tiempo completo. Así que llegará un momento en que tendrás, tendré, tendremos que elegir. ¿Escribimos, o trabajamos? Yo, sinceramente, ahora lo tengo muy claro. ¿Que malviviré? Por supuesto. Pero también malvivo ahora con mi sueldito y no me siento completa porque no puedo escribir, de modo que...
    La cuestión no es llegar a superventas, la cuestión es no quedarse en potencia. Conseguir todo lo que puedes conseguir, no quedarte a medias. Es difícil vivir bien de lo que escribes, pero vivir, lo que se dice vivir (comer, pagar el piso, tomarte una caña de vez en cuando), se puede. Si ni nosotros ni los que influyen en este proceso se nos ponen en contra, por supuesto.

    ResponderEliminar
  13. Por cierto, Uwe, no acabo de entender muy bien tu comentario... ¿Que no ha calado en hombres? Pues fíjate que muchas mujeres se quejan precisamente de que parece un libro destinado mayoritariamente al público masculino... :P Una lástima que no haga distinciones entre géneros, igual debería pensármelo.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Saludos, Ninotchka:
    Yo debo admitir mi parte de culpa. No porque prefiera sacar tu libro de alguna biblioteca pública, o que me lo deje algún amigo, antes que gastarme los 20€ que cuesta. La cosa es mucho más simple: no tengo esos 20€ para libros. Ni para el tuyo ni para ninguno. No con un sueldo de 800 y pocos Euros y teniendo que pagar alquiler, facturas, préstamo del coche y un largo etcétera.
    Supongo que unas de las claves por las que el libro no se ha vendido tanto como hubiera sido deseable es porque, mal que nos pese a los que ya tentemos algunos añitos y a pesar de tus esfuerzos por hacerla "adulta", la fantasía se sigue viendo como un género juvenil. Y los jóvenes -y no tan jóvenes- de hoy en día no tienen dinero para gastar en libros. O si lo tienen, y eso es aun más triste, no lo invierten en libros, o lo hacen comprando "a los de siempre".
    Así que desde aquí, sólo puedo mandarte muchos ánimos y una promesa: en cuanto pueda disponer de dinero para un libro, el tuyo será el primero. No decaigas, Viginia, que tú eres una gran narradora; que dejaras de escribir sería una gran pérdida para las letras españolas, y para la fantasía en general. Y si no puedes publicar de forma tradicional, siempre puedes probar -como te decían antes- con los nuevos medios alternativos.
    Además, no olvides que -según autores importantes- sí es posible compaginar la escritura profesional con otros trabajos. Ahí tienes el caso de Rosa Montero, por ejemplo, a la que en una entrevista en TV la oí recomendar a los autores noveles no dejar su trabajo y compaginarlo con la escritura, a fin de poder dedicar a sus textos el tiempo que fuera necesario (aunque sea de a ratitos) para que éstos no pierdan calidad.
    Bueno, eso es todo, querida Virginia. Sólo repetirte mis ánimos y mi eterno agradecimiento por tus relatos. Saludos y Felices Fiestas.

    Julián

    ResponderEliminar
  16. No se, no soy escritora. Nunca he tenido el deseo de escribir, o si lo he tenido alguna vez, pronto se ha visto reprimido ante mi evidente falta de talento, por lo que dudo realmente que fuese verdadero deseo. Por eso quiza no llegue a comprender la necesidad de hacer de ello una profesion. Siempre he pensado que al depender economicamente del arte, puede dar pie a que se desvirtue. Quiero decir que si escribes por necesidad de comer, pronto vas a dejar de escribir lo que te gusta o lo que realmente harias de una forma magistral para conformarte con una mediocridad que necesitas vender para comer.
    Otra cosa es publicar, que la gente te conozca y lea lo que escribes. Eso puedo entenderlo, pero creo que entre lo dificil que es y lo que te puede esclavizar, casi es una suerte no depender de tus libros para comer. Planteatelo seriamente.
    Otra cosa es que estes tan jodida en tu trabajo que quieras cambiar como sea. Eso lo entiendo mas que bien. creo que lo mejor para sentirte libre de verdad es poder compaginarlo, como bien dice Julian en el comentario anterior
    Muchos besos Nin. y recuerda que estoy esperando cierta tercera parte...... ;) Todos esperamos que vuelvas pronto a deleitarnos con tus escritos.

    ResponderEliminar
  17. Ánimo. Que si no escribes te mueres. Para seguir viva, tienes que seguir escribiendo, sí o sí. Y bueno... de tanto Virginia y de tantos tomos y de tantos compendios de relatos y de tantos y tantos escritos tuyos, quizá en unos años seas tú una de esas que "conoce todo el mundo". Sí creo que se puede compaginar el trabajo del "día" con la escritura. Te lo dice alguien que compagina trabajo, hijos y matrimonio con la escritura y aún (aún) no ha dejado de escribir, que si así fuera, se moriría de pena. ;)

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Para vivir de los libros en este pais el primer fallo que cometemos muchos es elegir el género fantástico para nuestros escritos (no te toman en serio ni en los concursos). Cuando se va por este camino, o se es masoca o te gusta escribir. Mi caso es el segundo y ya me gustaría poder vivir algún día de lo que escriba. Por ahora son los comentarios de los pocos lectores que me siguen lo que me anima a continuar con el siguiente capítulo.

    ResponderEliminar
  20. No he podido evitar responder a tu entrada. Tienes mucha razón; pero no os pasa sólo a los escritores, pasa lo mismo con la música, que la gente se descarga (y no digo que no lo entienda, es más rápido y gratis); pero los que se dedican a ello son los que lo pagan.

    Yo estoy grabando un disco y supongo que en algún momento me tocará ponerlo a la venta y pelearme con la frustración que sientes tú al no vender tu libro.

    Puesto que soy una fanática de la lectura y siempre compro los libros (me gusta tenerlos; y no libros de los de siempre sólo), te propongo una cosa: yo compro tu libro si tú compras mi disco. Obviamente, si te gusta mi música. Tener un disco por tenerlo es tontería. Así que, te paso mi enlace: www.myspace.com/bridalara y si te gusta, mi trato sigue en pie.

    Deberíamos hacer estas cosas más a menudo entre los "artistas" o como quieras llamarnos para ayudarnos mutuamente. De cualquier forma, con trato o sin él, te deseo lo mejor. :)

    Un beso,
    Brida.

    ResponderEliminar
  21. =) Si algo me gusta, y más si es de un novel, procuro comprarlo siempre. Como dices, hay que apoyarse. Y no sólo apoyas para que después te apoyen a ti: va un poquito más allá de eso. Si compro libros o discos de noveles es porque si nadie los compra nunca pasarán de noveles, y podemos perdernos un talentazo de caernos de espaldas O_O ¡Anda que no hay por ahí cantantes y grupos que son la releche y nadie los conoce! ¡Anda que no hay escritores que son increíbles y unos completos desconocidos! Lo malo es que seguirán así, o incluso tendrán que dejar su incipiente carrera, a menos que se les apoye. Y en este caso el apoyo es simplemente comprarles.

    Brida, apuntada quedas ;) que lo sepaaaas xD

    ResponderEliminar
  22. Lo cierto es que de toda la gente que me rodea no conozco a nadie que deje de comprar un libro porque sea de un novel, compramos un libro si nos llama la atención el argumento, o si nos han hablado mucho de él, etc. En mi caso éste quería comprarlo desde antes de saber de qué iba a ir, sólo por ser tuyo! :P jeje.
    Peeero, me pasa como a Julián.... no puedo permitirme un libro ahora mismo y en mi cumple y reyes la petición no ha debido calar suficientemente hondo porque no me ha 'caido' :(

    Espero que pronto pueda comprármelo por fín, y así aportar mi granito de arena, y de paso que por dios puedas publicar los siguientes o nos morderemos las uñas!!! (Si no te dejasen aunque sea lo publicas online eh?! :P jeje, perdona es broma, intento quitarle hierro... y se me dá mal xD jaja)

    Sea como sea, cruzaremos los dedos para que la confianza en tí de la editorial, etc, aguante un poquito más. Esperemos que la crisis les ablande los corazones :(
    Mucha suerte y muchos ánimos!!! ;)
    Bss!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  23. Yo siempre intento apostar por autores noveles porque por suerte me he llevado muy gratas sorpresas, el tuyo me conquisto por la portada el argumento y por ser autora novel, luego descubrí que ya llevabas tiempo escribiendo fanfics y eso, pero ¿porque no darte una oportunidad?...aún no lo he leído porue no dispongo de todo el tiempo que quisiera pero de este año no pasa y espero que me guste. Eso no quiere decir que no lea best seller, pero siempre me gusta leer escritores españoles!!! Mucho ánimo!

    ResponderEliminar