Sígueme

Twitter Facebook Pinterest Youtube G+ Tumblr LinkedIn Amazon Goodreads Lektu Podcast Contacto rss

viernes, 5 de noviembre de 2010

¡El horror!

Lo he puesto con hache porque creo que todavía se escribe así, aunque me da que el próximo paso va a ser cargarse también tan noble (aunque muda) letra y dejarnos a todos patidifusos, estupefactos y con sensación de coitus interruptus cada vez que escribamos palabras como "histérica", "horripilante" y la que más pega en este caso, "hecatombe". No, no creo que quede mucho para que la RAE decida practicar una eutanasia activa con consecuencias genocidas sobre las letras discapacitadas: si yo fuera la hache o la uve doble, empezaría a redactar testamento, que esta gente se las gasta más o menos así.

Por ahora, la hache y la uve doble se han librado (aunque a ésta última la han obligado a pasar por el Registro Civil para cambiarse el nombre). Las que no se han librado son la elle y la che, esas dos letritas compuestas que tanta guerra dieron a algunos en la egebé (cuando todavía no había educación primaria y todo eso). Otras letritas que han sufrido cambios son la be (ya no es ni larga ni alta, la pobre mía), la uve (bueno, ésta al menos ha visto cómo dejaban de meterse con ella por su altura), la i (que ya no tiene el noble apellido de "latina"), la y griega (que pasa a denominarse "ye", al más puro estilo Conchita Velasco en sus mejores tiempos). De la ceta o zeda o como leñe se dijera, ni palabra, así que deduzco que se podrá seguir empleando el nombre que a cada uno le venga en gana. Anarquía y cerveza fría, si es que todavía se escribe así.

Pero aparte de dejarnos a todos con los ojos del tamaño de pelotas de ping-pong al pensar qué haremos ahora que por fin hemos aprendido a pronunciar la elle (uy, perdón, la doble entidad alfabética anteriormente conocida como elle), cómo haremos para llamar a un taxi, al camarero o la atención al niño de primera fila sin chistarle (¿se seguirá pronunciando /ch/ la doble entidad alfabética formada por la ce y la hache? ¿Y qué ocurrirá si desaparece la hache, desaparecerá el noble arte del chiste? en ambos sentidos: de chistar, y de contar historias jocosas con mayor o menor acierto), a la Ínclita, Afamada y Laureada RAE también le ha dado por tocarnos un poquito más las tildes, que ya empiezan a inflársenos con desmesura.

Para empezar, ya no hay tilde entre números. Si escribes 2 o 3 y piensas que son 203, te jodes como Herodes, que se decía en mi época (de la obsesión onanista del rey judío hablaremos en sucesivas entregas). También le ha dado por quitar las tildes de palabras como guion, hui, riais, Sion, truhan y fie (¿¿en serio truhan, Sion y guion son monosílabos?? Joooño, ¿y entonces por qué a mí me salen dos? válgame. Si es que aún se escribe así.) Si ya tuvimos problemas con el magnífico cambio de rio (de toda la vida de Dios se había escrito "rió", no me digáis que no), ahora la vamos a liar parda cada vez que le metamos mano al teclado. Incluso si lo hacemos sin intenciones perversas.

Y de paso, ha decidido aceptar plenamente la ka, pobrecilla mía que parece que estaba marginada ella. Como consecuencia de su admisión como letra de pleno derecho con papeles, DNI y todo el paquetámen, la cu (q, pa entendernos) se nos ha quedado arrinconada como el guisante castigado del chiste (si es que todavía se escribe así) y hay palabras que ahora se escriben Irak, Catar y cuórum. ¿Que qué leches es "catar"? No, no es probar la comida a ver si está rica o carece de sustancias extrañas y perjudiciales para la salud: "Catar" es la ciudad anteriormente conocida como Qatar. Y si alguien se confunde y prefiere llamarla Qatar, pues que la ponga en cursiva como si fuera "un extranjerismo puro", ea, ahí, repatriación para la palabra y todo eso. Válgame, si es que todavía se escribe así.

De modo que me da que los que nos dedicamos a esto de escribir vamos a tener que hacernos un curso de reciclaje ortográfico de aquí a Navidad, porque no sé vosotros, pero yo estoy convencida de que voy a perder mis doce puntos a la primera, si es que no los he perdido ya con esta entrada. ¿Me retirarán el carnet, me pondrán una multa por mala escritora, me obligarán a ir a juicio rápido para decidir si tengo que examinarme de nuevo o con un par de servicios a la comunidad lingüística puedo ir tirando? (por cierto, ¿y la diéresis? ¿nadie se mete con ella?). ¿Podremos recoger firmas para que dejen nuestro idioma como estaba, que ya era bien lindo y jodidamente complicado como era (¿O no se le podría haber ocurrido esto a Nebrija y nos habríamos quitado un huevo de problemas en la anteriormente mencionada egebé??? coño ya) o tendremos que aguantar carros y carretas porque la RAE es la que manda, y si no sabemos aguantar una broma, pues nos vamos del pueblo y listo?

Y el que venga detrás, que arree. Si es que todavía se escribe así ^^

6 comentarios:

  1. Lo siento pero "catar" es tocarle las tetas a una hembra de bovino con aviesas intenciones lacteas :P

    ResponderEliminar
  2. Tranquila Ni, que cuando sea presindenta la Belen Esteban no habrá ni que aprender a escribir...
    ¿Habré escrito todo este comentario correctamente?

    ResponderEliminar
  3. No lo tengo nada claro, igual Belén Estéban vuelve a reformar la ortografía a su imagen y semejanza y la liamos pero parda de verdad :S

    ResponderEliminar
  4. ¡Santa Cachucha! (si es que todavía se escribe así) 0_0

    ResponderEliminar
  5. Yo lo tengo claro, mientras estos de la RAE sigan haciendo sus reuniones en el bar y bebiendo cerveza yo paso de hacerles caso, seguiré con las reglas de toda la vida, que como bien dices, nuestro idioma es bien bonito como para venir a estas horas a facilitar la escritura a los de la ESO.
    Más educación es lo que hace falta, que demasiado fáciles les están poniendo las cosas como para ahora tener que cambiar todo por culpa de la ingnorancia y la vagancia de otros.

    ResponderEliminar