Sígueme

Tw Fak Pint Yobe G+ Tumblr LinIn Amazon Goodreads Lektu Podcast Contacto rss

jueves, 4 de noviembre de 2010

De víricos, bacteriológicos y demás fauna


Hace un ratito me ha llegado al correo un nuevo correo de esos "encadenados", que se supone que debes reenviar para que la fortuna te sonría o para que la Policía encuentre antes a un niño perdido. Habitualmente borro sin leer ese tipo de mensajes, pero el título de éste me ha atraído ("Apadrina a un escritor"), y cuando lo he leido me he sentido... ¿Halagada? ¿Incrédula? ¿Desconcertada? Un poco de todo, supongo. Porque hablaba de mí. No, no en sentido figurado: con nombre y apellidos.

Por lo que he leído por ahí, el mail en cuestión está levantando ampollas, y supongo que no es de extrañar: a mí me ha caído como un bálsamo sobre la patita rota, pero si uno está susceptible supongo que se puede interpretar como un martillazo en la cabeza de otros muchos que, como yo, intentan abrirse camino en esto de la literatura. ¿Por qué? Bueno, pues porque el mail era un amago de hoax publicitario acerca de mi novela, y para publicitarla no dejaba excesivamente bien el panorama actual literario, concretamente en España.

A mí me lo han tenido que señalar con el dedo para que lo viera, porque simplemente me había quedado con el "Oh, Dios mío, pero si soy yo..." La cuestión es que lo he reenviado, porque me ha halagado, porque me ha hecho gracia, y porque todavía no me puedo quitar el asombro de encima. El caso es que algunos pueden sentirse ultrajados porque el mail hable mal del panorama: yo personalmente, y hablo por mí, considero que hablar mal de libros de autoayuda, o de famosetes de televisión, no es arremeter contra los escritores (los de verdad, quiero decir), que es a fin de cuentas lo que hacía el mail. Pero por supuesto cada uno puede sentirse ofendido por lo que quiera, de modo que me veo en la obligación de repetir, como ya he dicho en cien mil millones de ocasiones, que considero que España tiene grandes escritores, reconocidos y sin reconocer, y que por supuesto que los respeto a todos. Y el mail que diga lo que quiera =)

¿Por qué lo he reenviado entonces, si sabía que después iba a tener que venir aquí a dar explicaciones? Leñe, pues porque hablaba de mí. Y en términos bastante halagüeños. Y no soy tan boba como para guardarme eso, teniendo en cuenta lo difícil que está este mundo. Y también, por qué no, por lo que he dicho antes: porque no he considerado que hablar mal de "ese" tipo de libros sea poner a parir al mundillo literario, y mucho menos a los escritores. A los que escriben en serio. A los que intentan, intentamos, plasmar lo que sentimos, pensamos, queremos y creemos en las páginas de un libro o un relato.

3 comentarios:

  1. He intentado reenviarlo pero me sale uno de esos asquerosos "Delivery faillure". ¿Quedaría muy feo que lo publicara en el blog?

    ResponderEliminar
  2. No lo reenvíes, si es un vírico que no va a ninguna parte... es simplemente una broma de alguien =) no es necesario que vaya más allá.
    Un abrazo,
    Virginia

    ResponderEliminar
  3. Juas... demasiado tarde, he revisado la bandeja de entrada y sí que ha sido enviado. La infección ha comenzado (risa malvada).

    ResponderEliminar