Sígueme

Twitter Facebook Pinterest Youtube G+ Tumblr LinkedIn Amazon Goodreads Lektu Podcast Contacto rss

miércoles, 14 de abril de 2010

De aquellos polvos vienen estos lodos...

...aunque, a decir verdad, no puedo sino exclamar: ¡Bienvenidos sean! Y dar gracias por haber conocido a tanta gente maravillosa y tener la suerte de poder, todavía hoy, conocer a más gente maravillosa gracias a aquello.

Os explico: creo que la mayoría de vosotros recordáis aquella historia sobre el fic de Harry Potter que escribí y subí a fanfiction.net, y que alguien bajó y publicó a mis espaldas (y a espaldas de J.K. Rowling) diciendo que era el libro 7º de la saga (por aquel entonces todavía no había sido publicado) y vendiéndolo a los ansiosos fans de la saga, que llevaban años suspirando por conocer el final de la historia. Aquello provocó un revuelo enorme en el mundo del fandom, y recibí una avalancha de mensajes, de emails, de privados, de cartas de personas que aseguraban haber leído el fic, haberlo disfrutado enormemente y haberse sentido indignados al conocer lo que había sucedido.

Lo curioso, y lo importante, es que todavía hoy, cerca de cuatro años después, sigo recibiendo, de vez en cuando, algún mensaje de alguien que se ha topado con mi fic y quiere dejarme sus impresiones -la mayoría, afortunadamente, positivas-. Ha pasado mucho tiempo, y aún así aquello sigue levantando polvo.

Os cuento todo esto porque hoy he recibido un mensaje de una persona que ha leído ese fic. Un mensaje que me ha dejado con una sonrisa en la boca y las pupilas tan dilatadas que todavía no me lo puedo creer. Todavía aquello colea, todavía aquello me ayuda a conocer gente magnífica que comparte la pasión que yo siento por las letras escritas. Todavía hoy puedo decir "¡Qué bien que se me ocurriera escribir ese fic!". Porque me cerró una puerta, pero me ha abierto tantas otras que no puedo sino sentirme agradecidísima. Porque me ha puesto en contacto con decenas de personas increíbles. Porque me enseñó a escribir y me dio una seguridad a la hora de escribir que no habría logrado de otra manera. Y porque sigue ahí, aunque a veces yo me empeñe en olvidarlo.

Y si lees esto, sí, sabes a quién me refiero, que sepas que me ha llegado tu mensaje, pero sin tu dirección... pero que no te haya contestado (porque no he podido) no significa que no lo haya leído y que no desee hablar contigo. Cuando quieras, que suele decirse en estos casos ;)

3 comentarios:

  1. Hola,
    Menuda historia, tiene una parte triste y otra bonita (la última, claro).
    Y qué rabia, la verdad.


    PD: ya falta muy poco para la salida de tu libro. Y bonita portada, por cierto.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias =) la verdad es que es bastante vistosa... Ayns qué nervios

    ResponderEliminar
  3. Saludos... con decirte que el FIC recupera fuerzas de vez en cuando, hace unos días pase por un lugar de venta de estos libros acá en Bolivia y lo volví a ver en varios estantes. Recordé lo dificultoso que fue encontrarlo hace un tiempo.

    ResponderEliminar